• CARACTERIZACIÓN GENERA
  • A. Marco histórico contextual
  • B. Marco conceptual metodológico
  • NIVELES ESTRUCTURALES
  • A. Superestructura
  • B. Estructura
  • C. Infraestructura
  • PROYECTO GENERAL DE DESARROLLO
  • A. Planes estratégicos a mediano *
  • B. Programas de acción *

Introducción

El Instituto para la Medición, Mejoramiento y Aseguramiento de la Calidad de la Educación (IMMACE) es el órgano transdisciplinario y transinstitucional del Sistema Internacional para la Medición, Mejoramiento y Aseguramiento de la Calidad de la Educación (SIMMACE). La fundación del IMMACE responde a la necesidad de gestionar y organizar la división académica del sistema en cuanto a sus funciones de docencia, investigación, difusión y vinculación, para el cumplimiento de sus líneas generales de desarrollo.

Como entidad que promueve el desarrollo de actividades educativas y de investigación en el ámbito de la evaluación planeación, el IMMACE conjunta la experiencia de más de 20 años de actividades académicas con el fundamento teórico metodológico del Modelo “V”, con la participación activa tanto de las organizaciones universitarias actuales, como de aquellas que en el futuro habrán de incorporarse en un esquema de colaboración solidaria, en favor del mejoramiento permanente de la calidad de la educación.

A. Marco histórico contextual

El IMMACE se fundó el 2 de diciembre de 2014 en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, República Dominicana, con la participación de los miembros del Consejo Ejecutivo de la RIEV, y de universitarios de instituciones de educación superior públicas y privadas de ocho países de América Latina y el Caribe: Colombia, Chile, Ecuador, El Salvador, México, Paraguay, Perú y República Dominicana.

El origen del IMMACE tiene como antecedente la experiencia que se ha conjuntado en cuanto al conocimiento de la problemática, tanto compartida como particular, de la educación superior en América Latina y el Caribe, a partir de los módulos del diplomado y del programa integral de posgrado en evaluación planeación, así como de los procesos de acreditación que la RIEV ha desarrollado. Esta experiencia de años ha permitido construir líneas de trabajo y de investigación que consideran la diversidad y complejidad de la educación en esta región del continente con la posibilidad de ampliar su alcance al ámbito internacional, así como trazar estrategias alternas a la tendencia mundial de medir la calidad de la educación con base en criterios estandarizados a partir de los cuales se plantean políticas, se planifican y distribuyen recursos, y se diseñan tácticas para obtener mejor puntuación en los sistemas de medición comparativa de la calidad, sean adecuados o no a cada institución en particular.

El IMMACE se convierte, así, en el eje del sistema que concentra el trabajo de enseñanza, investigación, colaboración, internacionalización, divulgación y proyección social para el mejoramiento de la calidad de la educación y de mejores formas de vida.

 

B. Marco conceptual metodológico

El IMMACE constituye el ámbito que conjunta las funciones sustantivas universitarias de docencia, investigación, difusión y vinculación, a partir de la Teoría de los Procesos Alterados (TPA) y el Modelo “V” de Evaluación Planeación como sustento teórico metodológico.

Cualquier revisión que se haga acerca de la historia del pensamiento científico, no deja duda sobre la circularidad con la que se producen los conocimientos y las diferentes concepciones sobre la ciencia y sus atributos. Las concepciones cosmológicas del universo han mostrado siempre la dicotomía que suele enfrentar la visión material con la visión ideal acerca de la naturaleza de las cosas. El mundo de las cosas y el mundo del ser de las cosas adquieren, uno y otro, la prevalencia que le asigna cada época y sus circunstancias; aunque siempre estén presentes ambas conceptualizaciones.

En la TPA, se conjugan las diversas concepciones sobre el mundo. La TPA parte de la noción de que la realidad está formada por entidades y fenómenos con existencia material, objetiva y concreta, cuyas manifestaciones son susceptibles de ser conocidas pero que existen con o sin nuestro conocimiento. Al mismo tiempo, la realidad involucra la díada inseparable de continuidad y cambio; los objetos y fenómenos existen en cada momento, pero ningún momento permanece indefinidamente, uno da lugar a otro de manera continua, lo que significa que los objetos y los fenómenos siempre están en proceso; por tanto, toda expresión de la realidad está en devenir. Como concepción procesual, la TPA integra lo ontológico (ser), lo epistemológico (conocer) y lo metodológico (hacer); es una teoría acerca de qué conocer, para qué conocer y cómo conocer, lo que lleva a cabo en la conjunción de lo cuantitativo con lo cualitativo.

En el ámbito de la educación, la TPA se materializa en el Modelo “V” de Evaluación Planeación como estrategia metodológica; es decir, como un metamodelo diseñado para abordar la evaluación de las entidades y procesos educativos, concebidos como complejos y en constante cambio por la afectación recíproca de innumerables factores de diferente índole e intensidad.

El modelo “V” tiene por finalidad propiciar el fortalecimiento, aseguramiento y mejora permanente de la calidad de las instituciones y de sus procesos educativos, lo que a su vez implica el mejoramiento de la calidad de vida de la región a la que cada institución pertenece, y en el largo plazo, al mejoramiento de la calidad de vida de todos y cada uno de sus habitantes.

Es ésta la concepción que el IMMACE asume para la organización y el desarrollo de sus actividades, las que, como se mencionó anteriormente, tendrán como eje la interacción e integración de las funciones sustantivas de docencia, investigación, difusión y vinculación en el campo de la evaluación planeación para el mejoramiento permanente.

1.- Principios

Como instrumento de desarrollo personal, social, disciplinario e institucional, el SIMMACE se sustenta en los siguientes principios:

Humanista.- porque tiene como sustento la concepción de la educación como un bien público y ámbito idóneo para la formación integral de las personas, que tiene como marco de referencia los postulados y principios de la UNESCO e incorpora el reconocimiento y respeto irrestrictos a la diversidad y autonomía de las organizaciones y sistemas educativos.

Incluyente.- porque toma en cuenta las intenciones y esfuerzos particulares de las instituciones, organizaciones y redes, públicas y privadas, así como de los sistemas nacionales y regionales de educación y evaluación, por el fomento al mejoramiento permanente de la calidad de la educación en todos los niveles educativos, como un instrumento de mejora de la calidad de vida de la región y de cada uno de sus habitantes.

Flexible.- porque promueve en las instituciones, organizaciones, redes y sistemas, la búsqueda de diversas estrategias de mejoramiento académico, en un marco de colaboración y apoyo interinstitucional, y en función de sus propias necesidades e intereses diversos de institución a institución, de país a país y de región a región.

Resiliente.- porque promueve en las instituciones, organizaciones, redes y sistemas, las capacidades de respuesta, de adaptación creativa e innovación académica indispensables para responder a los grandes retos, problemas y necesidades de su entorno local, nacional, regional y mundial.

2.- Valores
En sus actividades académicas, el SIMMACE promueve, como principales valores
  • tolerancia
  • pluralidad
  • responsabilidad
  • libertad
  • honestidad
  • respeto
  • justicia
  • veracidad
  • lealtad
  • confiabilidad
  • sabiduría
  • perseverancia
  • mesura
  • humildad

Introducción

El Instituto para la Medición, Mejoramiento y Aseguramiento de la Calidad de la Educación (IMMACE) es el órgano transdisciplinario y transinstitucional del Sistema Internacional para la Medición, Mejoramiento y Aseguramiento de la Calidad de la Educación (SIMMACE). La fundación del IMMACE responde a la necesidad de gestionar y organizar la división académica del sistema en cuanto a sus funciones de docencia, investigación, difusión y vinculación, para el cumplimiento de sus líneas generales de desarrollo.

Como entidad que promueve el desarrollo de actividades educativas y de investigación en el ámbito de la evaluación planeación, el IMMACE conjunta la experiencia de más de 20 años de actividades académicas con el fundamento teórico metodológico del Modelo “V”, con la participación activa tanto de las organizaciones universitarias actuales, como de aquellas que en el futuro habrán de incorporarse en un esquema de colaboración solidaria, en favor del mejoramiento permanente de la calidad de la educación.

.

A. Misión

Coadyuvar al mejoramiento permanente de la educación en sus diferentes niveles educativos y funciones sustantivas, mediante el desarrollo de actividades de formación de recursos humanos en evaluación-planeación, así como de servicios de acreditación, de investigación evaluativa y de asesoría, de acuerdo con los más altos valores académicos, éticos y humanistas, y teniendo como sustento teórico el Modelo “V” de Evaluación-Planeación.

B. Visión

Al año 2032, la RIEV se mantendrá como el ámbito de excelencia para apoyar y dar fe pública, con los recursos humanos formados en evaluación planeación, del mejoramiento permanente de las organizaciones educativas en sus diferentes niveles y funciones sustantivas para que den respuestas eficientes, eficaces y pertinentes a los requerimientos de desarrollo educativo y social de sus ámbitos local y nacional, y sean capaces de contender con éxito en el ámbito internacional.

3. Modelo educativo

El modelo educativo del IMMACE se deriva de la teoría de los procesos alterados (TPA) del Dr. Jorge González González . Los procesos alterados son el momento de confrontación entre la realidad y el sujeto cognoscente, corresponden a la obtención de información de la realidad y su interpretación. En consecuencia, el conocimiento es una abstracción, es la construcción permanente de una realidad en constante cambio que ocurre en tres niveles:

  • 1er nivel.- Alteración desde el interior (procesos intrínsecos de cambio). Todo fenómeno, o entidad tiene unidad y continuidad en sí mismo (identidad) pero también se manifiesta de manera diferencial (alteridad) en el transcurrir de su existencia.
  • 2° nivel.- Alteración desde el exterior (procesos extrínsecos de transformación). Las transformaciones que todo fenómeno o entidad sufre, interactúan con los procesos de otras entidades o fenómenos produciendo una alteración recíproca, directa o indirectamente.
  • 3er nivel.- Alteración del conocimiento. Se refiere a la transformación de la realidad en unidades de conocimiento; es decir, la intención de conocer y las actividades que se emplean para conocer (conciente o inconscientemente) implican la alteración del objeto de conocimiento, siendo ésta la alteración subjetiva del observador. Esta tercera alteración o alteración del conocimiento es lo que se denomina un proceso alterado.
En el campo del aprendizaje, tienen lugar los tres niveles de alteración. Por una parte, tanto los fenómenos a ser conocidos (temas, asignaturas, disciplinas, áreas) como los sujetos que se aproximan a ellos para conocerlos (estudiantes) mantienen unidad y cohesión en sí mismos y, al mismo tiempo van cambiando en su devenir porque presentan manifestaciones diferenciales entre las etapas de su desarrollo. Por otra parte, el objeto de conocimiento, al ser conocido, transforma la percepción que el estudiante tiene de sí mismo y del mundo que le rodea y, finalmente, en el proceso de conocer el estudiante pone en juego sus capacidades intrínsecas, su información previa, su experiencia y su práctica sirviéndose de diferentes criterios, métodos y procedimientos, que producen una nueva alteración de los fenómenos o entidades bajo el proceso de conocimiento, creando una espiral en la que se va incrementando el significado que el estudiante tiene de los fenómenos que aprende.

Este incremento de significado tiene lugar en el ámbito de tres universos que constituyen los componentes de cualquier actividad de conocer: el universo ontológico, el universo epistemológico y el universo metodológico, cuya función es distinguir la realidad, las intenciones y resultados del conocimiento de la realidad, así como los métodos para conocerla.

El universo ontológico es el universo del ser; es decir, es el fenómeno o entidad a conocer, que se percibe, ya sea por constatación (contacto directo) o por evidencia (contacto indirecto). Lo ontológico es sumamente diverso y la tarea de la ciencia es conocerlo, entenderlo y sistematizarlo, aún si es tangible, como si no lo es. El universo epistemológico es el universo del conocer, en él se precisan las intenciones de esta actividad y a él pertenecen los resultados de realizarla. El conocimiento sólo es posible si hay una intención y el resultado de esa intención es obtener un incremento de significado del objeto o fenómeno que forma parte de la realidad. El universo metodológico es el universo del hacer para conocer cierto objeto con cierta intención; en él se diseñan, desde la estrategia metodológica más general, hasta la técnica más particular.

De esta manera, la educación constituye un proceso alterado, en el que tiene lugar la interacción de un sujeto con su objeto de conocimiento, ambos en transformación continua y recíproca, lo que le permite a aquel aprehender, comprender, construir y reconstruir la realidad y relacionarse con ésta a través de su práctica, cuyo producto no es sólo la transformación de la realidad presente sino de la posibilidad de existencia de un futuro de la realidad. Bajo este esquema, los pasos del aprendizaje responden a una concepción holística procesual que incluyen:

  • La caracterización preliminar del objeto a conocer, en la que éste se define y delimita en términos de su historia, contexto, formas de concebirlo y tratarlo.
  • El análisis y síntesis parcial del objeto a conocer, abordándolo en fragmentos por medio de la “hiperponderación diferencial multifactorial” como propuesta metodológica cuyo supuesto es que cada uno de los elementos de una entidad o fenómeno se encuentran interconectados entre sí. Hiperponderar es tomar cada parte del objeto para convertirla en el centro de la atención, y considerar a todo lo demás en relación con ella. De esta manera, cada elemento se conoce con respecto al total y en sus relaciones recíprocas con los otros elementos del fenómeno bajo estudio. El análisis de cada parte del objeto se realiza por medio de preguntas que, para contestarlas, es necesario elaborarlas como problema, el cual consta de un objeto de estudio, una intención (la pregunta) y un método para contestarla. De acuerdo a la definición de los tres universos, elaborar un problema es traducir la dimensión de lo ontológico (del objeto) a la dimensión humana, precisar la intencionalidad del conocimiento y diseñar las estrategias y el procedimiento con los cuales se va a contestar la pregunta acerca del objeto, lo que da lugar a la síntesis parcial de cada parte hiperponderada.
  • El análisis integral y la síntesis confrontativa, en las que se analiza la relación entre las partes y se hace una síntesis comprehensiva. De esta manera se parte de la totalidad y se regresa a la misma pero ahora con un incremento de significado, que resulta en el aprendizaje.
Estas etapas del proceso de aprendizaje se realizan con base en cuatro actividades fundamentales: Atención, Memoria, Razonamiento y Juicio. Es decir, al poner atención, se elige una parte de la realidad que se convertirá en el objeto de estudio que se registra en la memoria mediante un proceso de organización y sistematización de la información seleccionada, que al relacionarse y analizarse da lugar a determinadas conclusiones y juicios.
4. Perfil general de egreso

Todo egresado del IMMACE será capaz de:

  1. Formación
    • Mostrar los valores de responsabilidad, honestidad, tolerancia, apertura, respeto, sencillez y moderación en su actuar profesional.
    • Aplicar el Modelo “V” con sentido ético y crítico.
    • Mostrar una actitud científica en sus actividades profesionales vinculadas con la evaluación planeación.
    • Mostrar una actitud positiva hacia el trabajo en equipo.
    • Mostrar un comportamiento ético en la difusión de sus actividades, y de los resultados que obtenga en sus actividades profesionales vinculadas con la evaluación planeación.
    • Motivar a las organizaciones educativas y entidades vinculadas con la educación, para emplear los procesos de evaluación-planeación, con el fin de mejorar permanentemente su calidad académica, y con ello, el mejoramiento permanente de la calidad de vida de los ciudadanos.
  2. Información
    • Reconocer la importancia de la evaluación-planeación en el mejoramiento permanente de la educación.
    • Conocer los principales conceptos de la Teoría de los Procesos Alterados, como fundamento filosófico del Modelo “V”.
    • Identificar los conceptos y procedimientos del Modelo “V” como proceso de investigación evaluativa.
    • Identificar las estrategias de difusión como parte de las funciones sustantivas del IMMACE.
    • Distinguir la relación entre el IMMACE con el entorno académico, educativo, social y productivo público y privado.
  3. Capacitación
    • Participar en las UVADIs organizadas por el IMMACE para la evaluación planeación de funciones sustantivas.
    • Aplicar el Modelo “V” en los proyectos de investigación, difusión y vinculación del IMMACE en los que participe.
    • Elaborar y publicar informes, artículos y ensayos sobre las actividades y los resultados de los proyectos de investigación, difusión y vinculación del IMMACE en los que participe.
    • Identificar las estrategias de difusión como parte de las funciones sustantivas del IMMACE.
    • Promover el compromiso de las organizaciones educativas y las entidades vinculadas con la educación, en relación con la formación de recursos humanos que lleven a cabo actividades de evaluación-planeación, investigación, difusión y vinculación para el mejoramiento permanente de la educación superior y de la calidad de vida de los ciudadanos.

Introducción

El Instituto para la Medición, Mejoramiento y Aseguramiento de la Calidad de la Educación (IMMACE) es el órgano transdisciplinario y transinstitucional del Sistema Internacional para la Medición, Mejoramiento y Aseguramiento de la Calidad de la Educación (SIMMACE). La fundación del IMMACE responde a la necesidad de gestionar y organizar la división académica del sistema en cuanto a sus funciones de docencia, investigación, difusión y vinculación, para el cumplimiento de sus líneas generales de desarrollo.

Como entidad que promueve el desarrollo de actividades educativas y de investigación en el ámbito de la evaluación planeación, el IMMACE conjunta la experiencia de más de 20 años de actividades académicas con el fundamento teórico metodológico del Modelo “V”, con la participación activa tanto de las organizaciones universitarias actuales, como de aquellas que en el futuro habrán de incorporarse en un esquema de colaboración solidaria, en favor del mejoramiento permanente de la calidad de la educación.

Introducción

El Instituto para la Medición, Mejoramiento y Aseguramiento de la Calidad de la Educación (IMMACE) es el órgano transdisciplinario y transinstitucional del Sistema Internacional para la Medición, Mejoramiento y Aseguramiento de la Calidad de la Educación (SIMMACE). La fundación del IMMACE responde a la necesidad de gestionar y organizar la división académica del sistema en cuanto a sus funciones de docencia, investigación, difusión y vinculación, para el cumplimiento de sus líneas generales de desarrollo.

Como entidad que promueve el desarrollo de actividades educativas y de investigación en el ámbito de la evaluación planeación, el IMMACE conjunta la experiencia de más de 20 años de actividades académicas con el fundamento teórico metodológico del Modelo “V”, con la participación activa tanto de las organizaciones universitarias actuales, como de aquellas que en el futuro habrán de incorporarse en un esquema de colaboración solidaria, en favor del mejoramiento permanente de la calidad de la educación.

I. Caracterizacion General

 A. Marco histórico contextual

El IMMACE se fundó el 2 de diciembre de 2014 en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, República Dominicana, con la participación de los miembros del Consejo Ejecutivo de la RIEV, y de universitarios de instituciones de educación superior públicas y privadas de ocho países de América Latina y el Caribe: Colombia, Chile, Ecuador, El Salvador, México, Paraguay, Perú y República Dominicana.

El origen del IMMACE tiene como antecedente la experiencia que se ha conjuntado en cuanto al conocimiento de la problemática, tanto compartida como particular, de la educación superior en América Latina y el Caribe, a partir de los módulos del diplomado y del programa integral de posgrado en evaluación planeación, así como de los procesos de acreditación que la RIEV ha desarrollado. Esta experiencia de años ha permitido construir líneas de trabajo y de investigación que consideran la diversidad y complejidad de la educación en esta región del continente con la posibilidad de ampliar su alcance al ámbito internacional, así como trazar estrategias alternas a la tendencia mundial de medir la calidad de la educación con base en criterios estandarizados a partir de los cuales se plantean políticas, se planifican y distribuyen recursos, y se diseñan tácticas para obtener mejor puntuación en los sistemas de medición comparativa de la calidad, sean adecuados o no a cada institución en particular.

El IMMACE se convierte, así, en el eje del sistema que concentra el trabajo de enseñanza, investigación, colaboración, internacionalización, divulgación y proyección social para el mejoramiento de la calidad de la educación y de mejores formas de vida.

 B. Marco conceptual metodológico

El IMMACE constituye el ámbito que conjunta las funciones sustantivas universitarias de docencia, investigación, difusión y vinculación, a partir de la Teoría de los Procesos Alterados (TPA) y el Modelo “V” de Evaluación Planeación como sustento teórico metodológico.

Cualquier revisión que se haga acerca de la historia del pensamiento científico, no deja duda sobre la circularidad con la que se producen los conocimientos y las diferentes concepciones sobre la ciencia y sus atributos. Las concepciones cosmológicas del universo han mostrado siempre la dicotomía que suele enfrentar la visión material con la visión ideal acerca de la naturaleza de las cosas. El mundo de las cosas y el mundo del ser de las cosas adquieren, uno y otro, la prevalencia que le asigna cada época y sus circunstancias; aunque siempre estén presentes ambas conceptualizaciones.

En la TPA, se conjugan las diversas concepciones sobre el mundo. La TPA parte de la noción de que la realidad está formada por entidades y fenómenos con existencia material, objetiva y concreta, cuyas manifestaciones son susceptibles de ser conocidas pero que existen con o sin nuestro conocimiento. Al mismo tiempo, la realidad involucra la díada inseparable de continuidad y cambio; los objetos y fenómenos existen en cada momento, pero ningún momento permanece indefinidamente, uno da lugar a otro de manera continua, lo que significa que los objetos y los fenómenos siempre están en proceso; por tanto, toda expresión de la realidad está en devenir. Como concepción procesual, la TPA integra lo ontológico (ser), lo epistemológico (conocer) y lo metodológico (hacer); es una teoría acerca de qué conocer, para qué conocer y cómo conocer, lo que lleva a cabo en la conjunción de lo cuantitativo con lo cualitativo.

En el ámbito de la educación, la TPA se materializa en el Modelo “V” de Evaluación Planeación como estrategia metodológica; es decir, como un metamodelo diseñado para abordar la evaluación de las entidades y procesos educativos, concebidos como complejos y en constante cambio por la afectación recíproca de innumerables factores de diferente índole e intensidad.

El modelo “V” tiene por finalidad propiciar el fortalecimiento, aseguramiento y mejora permanente de la calidad de las instituciones y de sus procesos educativos, lo que a su vez implica el mejoramiento de la calidad de vida de la región a la que cada institución pertenece, y en el largo plazo, al mejoramiento de la calidad de vida de todos y cada uno de sus habitantes.

Es ésta la concepción que el IMMACE asume para la organización y el desarrollo de sus actividades, las que, como se mencionó anteriormente, tendrán como eje la interacción e integración de las funciones sustantivas de docencia, investigación, difusión y vinculación en el campo de la evaluación planeación para el mejoramiento permanente.

1.- Principios

Como organismo de desarrollo de la educación, el IMMACE se sustenta en los mismos principios del SIMMACE:

  • Humanista.- porque tiene como sustento la concepción de la educación como un bien público y ámbito idóneo para la formación integral de las personascon el reconocimiento y respeto irrestrictos a la diversidad y autonomía de las organizaciones y sistemas educativos.
  • Incluyente.- porque considera a todos los actores del proceso educativo, a los diferentes niveles y dimensiones de la educación, así como las diversas modalidades de enseñanza aprendizaje.
  • Flexible.- porque desarrolla, en sus actividades de docencia, investigación, difusión y vinculación, la búsqueda de diversas estrategias de mejoramiento académico, en un marco de colaboración y apoyo transinstitucional, considerando las necesidades e intereses particulares.
  • Resiliente.- porque promueve, en cada persona, programa, dependencia, institución y sistema educativo, las capacidades de respuesta, adaptación creativa e innovación académica indispensables para responder a los grandes retos, problemas y necesidades de su entorno local, nacional, regional y mundial.

2.- Valores

Las actividades académicas del IMMACE se sustentan en los siguientes valores:

  • tolerancia
  • pluralidad
  • responsabilidad
  • libertad
  • honestidad
  • respeto
  • justicia
  • veracidad
  • lealtad
  • confiabilidad
  • sabiduría
  • perseverancia
  • mesura
  • humildad

 

II. Niveles Estructurales

 A. Superestructura

1. Misión

Coadyuvar al mejoramiento permanente de la educación en sus diferentes niveles educativos y funciones sustantivas, mediante el desarrollo de actividades de formación de recursos humanos en evaluación-planeación, así como de servicios de acreditación, de investigación evaluativa y de asesoría, de acuerdo con los más altos valores académicos, éticos y humanistas, y teniendo como sustento teórico el Modelo “V” de Evaluación-Planeación.

2. Visión

Al año 2032, la RIEV se mantendrá como el ámbito de excelencia para apoyar y dar fe pública, con los recursos humanos formados en evaluación planeación, del mejoramiento permanente de las organizaciones educativas en sus diferentes niveles y funciones sustantivas para que den respuestas eficientes, eficaces y pertinentes a los requerimientos de desarrollo educativo y social de sus ámbitos local y nacional, y sean capaces de contender con éxito en el ámbito internacional.

3. Modelo educativo

El modelo educativo del IMMACE se deriva de la teoría de los procesos alterados (TPA) del Dr. Jorge González González . Los procesos alterados son el momento de confrontación entre la realidad y el sujeto cognoscente, corresponden a la obtención de información de la realidad y su interpretación. En consecuencia, el conocimiento es una abstracción, es la construcción permanente de una realidad en constante cambio que ocurre en tres niveles:

  • 1er nivel.- Alteración desde el interior (procesos intrínsecos de cambio). Todo fenómeno, o entidad tiene unidad y continuidad en sí mismo (identidad) pero también se manifiesta de manera diferencial (alteridad) en el transcurrir de su existencia.
  • 2° nivel.- Alteración desde el exterior (procesos extrínsecos de transformación). Las transformaciones que todo fenómeno o entidad sufre, interactúan con los procesos de otras entidades o fenómenos produciendo una alteración recíproca, directa o indirectamente.
  • 3er nivel.- Alteración del conocimiento. Se refiere a la transformación de la realidad en unidades de conocimiento; es decir, la intención de conocer y las actividades que se emplean para conocer (conciente o inconscientemente) implican la alteración del objeto de conocimiento, siendo ésta la alteración subjetiva del observador. Esta tercera alteración o alteración del conocimiento es lo que se denomina un proceso alterado.

En el campo del aprendizaje, tienen lugar los tres niveles de alteración. Por una parte, tanto los fenómenos a ser conocidos (temas, asignaturas, disciplinas, áreas) como los sujetos que se aproximan a ellos para conocerlos (estudiantes) mantienen unidad y cohesión en sí mismos y, al mismo tiempo van cambiando en su devenir porque presentan manifestaciones diferenciales entre las etapas de su desarrollo. Por otra parte, el objeto de conocimiento, al ser conocido, transforma la percepción que el estudiante tiene de sí mismo y del mundo que le rodea y, finalmente, en el proceso de conocer el estudiante pone en juego sus capacidades intrínsecas, su información previa, su experiencia y su práctica sirviéndose de diferentes criterios, métodos y procedimientos, que producen una nueva alteración de los fenómenos o entidades bajo el proceso de conocimiento, creando una espiral en la que se va incrementando el significado que el estudiante tiene de los fenómenos que aprende.

Este incremento de significado tiene lugar en el ámbito de tres universos que constituyen los componentes de cualquier actividad de conocer: el universo ontológico, el universo epistemológico y el universo metodológico, cuya función es distinguir la realidad, las intenciones y resultados del conocimiento de la realidad, así como los métodos para conocerla.

El universo ontológico es el universo del ser; es decir, es el fenómeno o entidad a conocer, que se percibe, ya sea por constatación (contacto directo) o por evidencia (contacto indirecto). Lo ontológico es sumamente diverso y la tarea de la ciencia es conocerlo, entenderlo y sistematizarlo, aún si es tangible, como si no lo es. El universo epistemológico es el universo del conocer, en él se precisan las intenciones de esta actividad y a él pertenecen los resultados de realizarla. El conocimiento sólo es posible si hay una intención y el resultado de esa intención es obtener un incremento de significado del objeto o fenómeno que forma parte de la realidad. El universo metodológico es el universo del hacer para conocer cierto objeto con cierta intención; en él se diseñan, desde la estrategia metodológica más general, hasta la técnica más particular.

De esta manera, la educación constituye un proceso alterado, en el que tiene lugar la interacción de un sujeto con su objeto de conocimiento, ambos en transformación continua y recíproca, lo que le permite a aquel aprehender, comprender, construir y reconstruir la realidad y relacionarse con ésta a través de su práctica, cuyo producto no es sólo la transformación de la realidad presente sino de la posibilidad de existencia de un futuro de la realidad. Bajo este esquema, los pasos del aprendizaje responden a una concepción holística procesual que incluyen:

  • La caracterización preliminar del objeto a conocer, en la que éste se define y delimita en términos de su historia, contexto, formas de concebirlo y tratarlo.
  • El análisis y síntesis parcial del objeto a conocer, abordándolo en fragmentos por medio de la “hiperponderación diferencial multifactorial” como propuesta metodológica cuyo supuesto es que cada uno de los elementos de una entidad o fenómeno se encuentran interconectados entre sí. Hiperponderar es tomar cada parte del objeto para convertirla en el centro de la atención, y considerar a todo lo demás en relación con ella. De esta manera, cada elemento se conoce con respecto al total y en sus relaciones recíprocas con los otros elementos del fenómeno bajo estudio. El análisis de cada parte del objeto se realiza por medio de preguntas que, para contestarlas, es necesario elaborarlas como problema, el cual consta de un objeto de estudio, una intención (la pregunta) y un método para contestarla. De acuerdo a la definición de los tres universos, elaborar un problema es traducir la dimensión de lo ontológico (del objeto) a la dimensión humana, precisar la intencionalidad del conocimiento y diseñar las estrategias y el procedimiento con los cuales se va a contestar la pregunta acerca del objeto, lo que da lugar a la síntesis parcial de cada parte hiperponderada.
  • El análisis integral y la síntesis confrontativa, en las que se analiza la relación entre las partes y se hace una síntesis comprehensiva. De esta manera se parte de la totalidad y se regresa a la misma pero ahora con un incremento de significado, que resulta en el aprendizaje.

Estas etapas del proceso de aprendizaje se realizan con base en cuatro actividades fundamentales: Atención, Memoria, Razonamiento y Juicio. Es decir, al poner atención, se elige una parte de la realidad que se convertirá en el objeto de estudio que se registra en la memoria mediante un proceso de organización y sistematización de la información seleccionada, que al relacionarse y analizarse da lugar a determinadas conclusiones y juicios.

4. Perfil general de egreso

Todo egresado del IMMACE será capaz de:

  1. Formación
    • Mostrar los valores de responsabilidad, honestidad, tolerancia, apertura, respeto, sencillez y moderación en su actuar profesional.
    • Aplicar el Modelo “V” con sentido ético y crítico.
    • Mostrar una actitud científica en sus actividades profesionales vinculadas con la evaluación planeación.
    • Mostrar una actitud positiva hacia el trabajo en equipo.
    • Mostrar un comportamiento ético en la difusión de sus actividades, y de los resultados que obtenga en sus actividades profesionales vinculadas con la evaluación planeación.
    • Motivar a las organizaciones educativas y entidades vinculadas con la educación, para emplear los procesos de evaluación-planeación, con el fin de mejorar permanentemente su calidad académica, y con ello, el mejoramiento permanente de la calidad de vida de los ciudadanos.
  2. Información
    • Reconocer la importancia de la evaluación-planeación en el mejoramiento permanente de la educación.
    • Conocer los principales conceptos de la Teoría de los Procesos Alterados, como fundamento filosófico del Modelo “V”.
    • Identificar los conceptos y procedimientos del Modelo “V” como proceso de investigación evaluativa.
    • Identificar las estrategias de difusión como parte de las funciones sustantivas del IMMACE.
    • Distinguir la relación entre el IMMACE con el entorno académico, educativo, social y productivo público y privado.
  3. Capacitación
    • Participar en las UVADIs organizadas por el IMMACE para la evaluación planeación de funciones sustantivas.
    • Aplicar el Modelo “V” en los proyectos de investigación, difusión y vinculación del IMMACE en los que participe.
    • Elaborar y publicar informes, artículos y ensayos sobre las actividades y los resultados de los proyectos de investigación, difusión y vinculación del IMMACE en los que participe.
    • Identificar las estrategias de difusión como parte de las funciones sustantivas del IMMACE.
    • Promover el compromiso de las organizaciones educativas y las entidades vinculadas con la educación, en relación con la formación de recursos humanos que lleven a cabo actividades de evaluación-planeación, investigación, difusión y vinculación para el mejoramiento permanente de la educación superior y de la calidad de vida de los ciudadanos.
 B. Estructura
 C. Infraestructura

 

II. Proyecto General de Desarrollo.

 A. Planes estratégicos a mediano
 B. Programas de Acción
 
X