• CARACTERIZACIÓN GENERA
  •       A. Marco histórico contextual
  •       B. Marco conceptual metodológico
  • SUPERESTRUCTURA
  •      A. Misión
  •       B. Visión
  •      C. Proyecto general de desarrollo
  • ESTRUCTURA
  •       A. Actividades
  •       B. Pares evaluadores *
  •       C. Procesos de acreditación internacional
  •       D. Redes nacionales de evaluadoresl
  • INFRAESTRUCTURA
  •       A. Modelo V
  •       B. Estatuto*

I. Caracterizacion General

Está formada por universitarios de 22 países de América Latina y el Caribe e Iberoamérica, que han participado en los procesos de formación de evaluadores en el Programa Integral de Posgrado en Evaluación – Planeación Universitaria. Las funciones de la RIEV se centran en:

  • Promover el mejoramiento de la educación en general y particularmente a nivel superior en el plano internacional, así como la formación de recursos humanos en los campos de la evaluación y la planeación de organizaciones universitarias, así como la realización o impartición de talleres, cursos o cualquier medio de actualización o mejoramiento de la educación superior.
  • Conformar comités para evaluar y acreditar programas educativos, y certificar profesionales universitarios, con fines de mejoramiento permanente.
  • Proporcionar asesoría en evaluación y planeación con fines de mejoramiento permanente, a instituciones públicas o privadas.
  • Desarrollar actividades de investigación en el ámbito de la educación superior y, particularmente, en las áreas de la evaluación y planeación educativas.
 

A. Marco histórico contextual

Los antecedentes de la Red Internacional de Evaluadores (RIEV) se encuentran en las actividades a las que convoca la UNESCO en la década de 1990 en cuanto a la importancia de prestar atención a la calidad de las universidades en un ámbito pluridimensional. Como respuesta a esta convocatoria, la Asamblea General de Rectores de la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (UDUAL) planteó, en 1998, la necesidad de instrumentar acciones para apoyar el mejoramiento de la educación superior en nuestra región del continente, para lo cual se constituye un grupo de trabajo formado por expertos en evaluación universitaria de diferentes países latinoamericanos, quienes dieron inicio al “Proyecto Universidad Siglo XXI”, programa cuyo eje era la formación de recursos humanos capaces de organizar y conducir grupos de trabajo e investigación al interior de sus instituciones, para evaluar la calidad de sus programas educativos y aplicar los resultados de dicha evaluación en el desarrollo de acciones de mejora.

Al año siguiente, en 1999, la UDUAL invita al Dr. Jorge González González, Vocal Ejecutivo del Comité de Ciencias Naturales y Exactas de los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior de México (CIEES), con el fin de complementar y enriquecer las actividades del proyecto.

Con un modelo de evaluación-planeación original desarrollado en su amplia experiencia como evaluador de programas educativos en México y en diversos países latinoamericanos (el Modelo “V” de evaluación-planeación) el Dr. González diseñó un plan de trabajo integral que le daría continuidad al “Proyecto Universidad Siglo XXI” por medio de una secuencia integrada de etapas.

La primera fue la implantación del Diplomado Latinoamericano en Evaluación Universitaria, instaurado con el propósito de profesionalizar la formación de evaluadores, y desarrollado por medio de cuatro módulos coincidentes con las diversas modalidades de evaluación: autoevaluación, evaluación externa, acreditación y certificación profesional universitaria.

Luego de nueve años de experiencia con el diplomado, la segunda etapa del Proyecto se cumplió el 17 el agosto de 2007, al crearse la Red Internacional de Evaluadores, S.C. como organismo autónomo, que se integró con los más de 700 evaluadores capacitados hasta entonces, procedentes de diferentes disciplinas y áreas de conocimiento, que se incorporaron como pares disciplinarios y evaluadores, en los procesos de acreditación de programas, dependencias e instituciones.

El conjunto de evaluadores formados y la experiencia en los procesos de acreditación internacional permitieron la continuación del Proyecto en su tercera etapa, al instaurarse el Sistema de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Educación Superior en América Latina y el Caribe (SEACESALC), como un modelo de desarrollo integral para la educación superior latinoamericana.

La experiencia y la madurez obtenidas en el desarrollo del SEACESALC, así como la relevancia y amplitud del trabajo por realizar en cuanto al mejoramiento académico, hizo indispensable diferenciar los ámbitos y estrategias de la UDUAL y de la RIEV para dar paso, con esta última, a un organismo especializado en evaluación planeación, ampliando su cobertura y alcances en razón de un objetivo común: lograr una educación de calidad, no sólo en el ámbito superior sino también en los niveles previos, que promuevan la generación de sistemas educativos integrales e integrados.

En tal virtud, en el 5° y último coloquio del SEACESALC, realizado en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, República Dominicana, este sistema dio lugar a la fundación de uno nuevo denominado “Sistema Internacional para la Medición, Mejoramiento y Aseguramiento de la Calidad de la Educación (SIMMACE)”, así como la creación del “Instituto para la Medición, Mejoramiento y Aseguramiento de la Calidad de la Educación” (IMMACE) en el que se incorpora el Programa Integral de Posgrado en Evaluación Planeación de la Educación. Con estas entidades será posible consolidar la formación de investigadores en evaluación planeación; promover el desarrollo de proyectos de investigación que consideren los diferentes niveles de la educación, desde el básico hasta el superior, como estrategia para el mejoramiento integrado de la calidad; difundir ante la comunidad internacional, las estrategias de medición y los resultados y avances en el mejoramiento continuo y permanente de la calidad de las organizaciones universitarias; y apoyar el compromiso y acciones de las instituciones educativas para el mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos de cada nación.

 

 B. Marco conceptual metodológico

Como se mencionó anteriormente, la RIEV se define como una red de personas que forman parte del Programa Integral de Posgrado en Evaluación-Planeación Educativa para conformar grupos de pares que aplican el Modelo “V” en actividades de evaluación y acreditación de programas educativos, dependencias e instituciones. Es una red internacional porque está integrada por personas de diferentes países, no pertenece a un país o región en particular, ni está en el ámbito de jurisdicción de ninguna corporación nacional, pues surgió como instrumento para promover el mejoramiento de la educación superior y favorecer la transformación de las universidades en un esquema de colaboración y con pleno respeto a su individualidad.

En tanto organización internacional, las actividades de la RIEV no rivalizan con los procesos de evaluación y acreditación nacionales, pues su intencionalidad, objeto y estrategias son diferentes. En el caso de la evaluación internacional, el enfoque se centra en la forma en que la institución evaluada hace trascender, tanto su identidad, como el trabajo de sus programas educativos proyectados a largo plazo, en los ámbitos local, regional, nacional y global, contribuyendo en ellos con su saber, su hacer y sus propios valores.

El modelo de evaluación de la RIEV opera en términos de indicadores paramétricos de calidad; es decir, más que referirse a “estándares” o criterios uniformes a cumplir de manera descontextualizada, la evaluación parte del autorreferente de la propia entidad a evaluar, mismo que da cuenta del marco histórico contextual y de las características conceptual metodológicas que reflejan su identidad en función de los ámbitos en los que se desarrolla (la facultad, escuela, departamento, área; la universidad y el sistema educativo) y sus relaciones con dichos ámbitos. Así, el autorreferente da lugar a un paradigma de calidad que toma en cuenta, a su vez, cuatro referentes:

  1. el referente institucional: aquello que la institución define como lo que debe ser (misión, normatividad, perfil de egreso) y lo que quiere ser (visión, proyecto general de desarrollo);
  2. el referente disciplinario: representado en los conocimientos básicos, especializados y actuales que debe poseer el egresado;
  3. el referente profesional: las competencias que le permitirán incorporarse al mercado de trabajo; y
  4. el referente social: las necesidades a las que deberá responder como profesional. El paradigma de calidad así obtenido se contrasta con la realidad institucional, para elaborar un diagnóstico de la situación académica del programa y emitir recomendaciones de mejora.

Los procesos de acreditación de la RIEV tienen como principio el hecho de que la autoevaluación es un ejercicio propio de la libertad y autonomía de cada institución educativa. Cuando la acreditación se convierte en el marco de referencia sustantivo y en el fin último, la autoevaluación se convierte en un evento circunstancial cuyo referentes son los criterios del organismo acreditador, y no la contrastación entre su deber y querer ser con respecto a su ser y quehacer; es por ello que, por definición, la autoevaluación es un ejercicio de autoestudio, autoanálisis y autorregulación para el mejoramiento permanente.

Por otra parte, la acreditación internacional de la RIEV constituye un proceso y no solamente un evento; es decir, teniendo como base que la acreditación es una estrategia para el mejoramiento permanente, ésta no termina cuando se entrega la constancia correspondiente. Por el contrario, la institución y la RIEV se comprometen en un proceso de seguimiento del plan de mejora diseñado por aquella a partir de las recomendaciones surgidas como resultado de la evaluación para que el aseguramiento de la calidad sea continuo.

El conjunto de evaluadores formados y la experiencia en los procesos de acreditación internacional permitieron la continuación del Proyecto en su tercera etapa, al instaurarse el Sistema de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Educación Superior en América Latina y el Caribe (SEACESALC), como un modelo de desarrollo integral para la educación superior latinoamericana.

1.- Principios

Como instrumento de desarrollo personal, social, disciplinario e institucional, el SIMMACE se sustenta en los siguientes principios:

Humanista.- porque tiene como sustento la concepción de la educación como un bien público y ámbito idóneo para la formación integral de las personas, que tiene como marco de referencia los postulados y principios de la UNESCO e incorpora el reconocimiento y respeto irrestrictos a la diversidad y autonomía de las organizaciones y sistemas educativos.

Incluyente.- porque toma en cuenta las intenciones y esfuerzos particulares de las instituciones, organizaciones y redes, públicas y privadas, así como de los sistemas nacionales y regionales de educación y evaluación, por el fomento al mejoramiento permanente de la calidad de la educación en todos los niveles educativos, como un instrumento de mejora de la calidad de vida de la región y de cada uno de sus habitantes.

Flexible.- porque promueve en las instituciones, organizaciones, redes y sistemas, la búsqueda de diversas estrategias de mejoramiento académico, en un marco de colaboración y apoyo interinstitucional, y en función de sus propias necesidades e intereses diversos de institución a institución, de país a país y de región a región.

Resiliente.- porque promueve en las instituciones, organizaciones, redes y sistemas, las capacidades de respuesta, de adaptación creativa e innovación académica indispensables para responder a los grandes retos, problemas y necesidades de su entorno local, nacional, regional y mundial.

2.- Valores
En sus actividades académicas, el SIMMACE promueve, como principales valores
  • tolerancia
  • pluralidad
  • responsabilidad
  • libertad
  • honestidad
  • respeto
  • justicia
  • veracidad
  • lealtad
  • confiabilidad
  • sabiduría
  • perseverancia
  • mesura
  • humildad

Introducción

En la estructura del Sistema Internacional para la Medición, Mejoramiento y Aseguramiento de la Calidad de la Educación (SIMMACE) la Red Internacional de Evaluadores (RIEV) es el componente que se vincula con el referente profesional, al definirse como una red de personas que han sido o están siendo formadas en los núcleos y módulos del Programa Integral de Posgrado en Evaluación Educativa; es decir, en la RIEV se materializa la actividad profesional del campo de la evaluación planeación dirigida al mejoramiento permanente de la calidad.

La creación de la RIEV en el año 2007 vino a cubrir una necesidad ingente en las actividades de evaluación que usualmente son desarrolladas por evaluadores no especializados ni formados expresamente para dichas actividades, de ahí que frecuentemente, los organismos dedicados a la evaluación y acreditación operan con personal que carece de las características adecuadas para el desempeño de su labor.

Los pares evaluadores que participan en las actividades de acreditación internacional de la RIEV, fueron objeto de un proceso de formación previo a su incorporación a la Red. A este respecto, la profesionalización de la evaluación-planeación es de tal manera importante, que el diplomado se ha transformado en un programa de posgrado mediante el cual se están formando especialistas, maestros y doctores, capaces de:

  1. reconocer la realidad de la problemática de su disciplina como profesión y como objeto de enseñanza-aprendizaje para la formación de profesionales;
  2. manejar, gestionar y validar la información acerca de la problemática de la disciplina en ambos sentidos;
  3. desarrollar investigación en torno a la problemática identificada; y
  4. proponer y aplicar soluciones que transformen la realidad de la problemática y promuevan la transformación de la educación superior.

En el entorno internacional se ha venido estableciendo un consenso sobre el papel de la educación, en el que ésta se constituye como un elemento insustituible para el desarrollo social y el crecimiento económico, la formación y preservación de la identidad cultural, el mantenimiento de la cohesión social, la lucha contra la pobreza y la promoción de la cultura de paz. También se destaca, cada vez con mayor énfasis, que la educación debe estar no sólo al servicio de la producción y de los requerimientos del mercado, sino que su aplicación ha de considerar, de manera integral, la doble vertiente que enfrenta la misión de toda institución educativa: por una parte, la búsqueda de soluciones a las demandas, necesidades y carencias de una sociedad que al mismo tiempo requiere ser competitiva y, por otra, el cumplimiento del compromiso inalienable que constituye su esencia primigenia: la creación y recreación del conocimiento en sí mismo.

Este es el papel en el que la RIEV asienta su conceptualización sobre la calidad y la acreditación, en tanto elementos, no de control, sino de apoyo al mejoramiento institucional, de promoción a las actividades de cooperación y el fortalecimiento a las redes de colaboración con base en el trabajo conjunto de las organizaciones educativas, y la plena conciencia de la responsabilidad que cada institución tiene en la formación de recursos humanos del más alto nivel, como factor estratégico para el desarrollo de los pueblos y para la evolución del saber.

A. Misión

Coadyuvar al mejoramiento permanente de la educación en sus diferentes niveles educativos y funciones sustantivas, mediante el desarrollo de actividades de formación de recursos humanos en evaluación-planeación, así como de servicios de acreditación, de investigación evaluativa y de asesoría, de acuerdo con los más altos valores académicos, éticos y humanistas, y teniendo como sustento teórico el Modelo “V” de Evaluación-Planeación.

A. Visión

Al año 2032, la RIEV se mantendrá como el ámbito de excelencia para apoyar y dar fe pública, con los recursos humanos formados en evaluación planeación, del mejoramiento permanente de las organizaciones educativas en sus diferentes niveles y funciones sustantivas para que den respuestas eficientes, eficaces y pertinentes a los requerimientos de desarrollo educativo y social de sus ámbitos local y nacional, y sean capaces de contender con éxito en el ámbito internacional.

C. Proyecto General de Desarrollo

La RIEV responde, primordialmente, a las siguientes líneas generales de desarrollo del SIMMACE:

  • Estrategias de medición y comparabilidad del mejoramiento permanente de la calidad de la educación.
  • Seguimiento y fe pública de la calidad de la educación mediante procesos de acreditación internacional.
  • Apoyo a los sistemas nacionales de evaluación, acreditación y certificación de la educación.
  • Esquemas de interacción, integración e internacionalización de la evaluación y del mejoramiento de la calidad de la educación.
  1. Planes estratégicos a mediano plazo: 2015 – 2020
    1. Planes estratégicos para el nivel de Superestructura
      • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la coherencia en el conjunto de factores que forman la intencionalidad de la RIEV: Misión, Visión, Proyecto general de desarrollo.
      • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento de la consistencia de los resultados, impacto y trascendencia de la RIEV.
    2. Planes estratégicos para el nivel de Estructura
      • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la congruencia de las funciones de la RIEV con respecto a sus intenciones.
      • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la congruencia entre la estructura de la RIEV y sus funciones.
    3. Planes estratégicos para el nivel de Estructura
      • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la congruencia de las funciones de la RIEV con respecto a sus intenciones.
      • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la congruencia entre la estructura de la RIEV y sus funciones.
    4. Planes estratégicos para el nivel de Infraestructura
      • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la congruencia de las condiciones físicas, materiales, de equipo, financieras, de servicios, gestión y administración de la RIEV; para el cumplimiento de sus funciones.
  2. Programas de acción 2015
    1. Programas de acción para el nivel de Superestructura
      • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la coherencia en el conjunto de factores que forman la intencionalidad de la RIEV: Misión, Visión, Proyecto general de desarrollo.
      • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento de la consistencia de los resultados, impacto y trascendencia de la RIEV.
    2. Programas de acción para el nivel de Estructura
      • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la congruencia de las funciones de la RIEV con respecto a sus intenciones.
      • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la congruencia entre la estructura de la RIEV y sus funciones.
    3. Programas de acción para el nivel de Infraestructura
      • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la congruencia de las condiciones físicas, materiales, de equipo, financieras, de servicios, gestión y administración de la RIEV; para el cumplimiento de sus funciones.
    4. Integración de programas de acción de la evaluación-planeación-mejoramiento de la RIEV.

Introducción

En la estructura del Sistema Internacional para la Medición, Mejoramiento y Aseguramiento de la Calidad de la Educación (SIMMACE) la Red Internacional de Evaluadores (RIEV) es el componente que se vincula con el referente profesional, al definirse como una red de personas que han sido o están siendo formadas en los núcleos y módulos del Programa Integral de Posgrado en Evaluación Educativa; es decir, en la RIEV se materializa la actividad profesional del campo de la evaluación planeación dirigida al mejoramiento permanente de la calidad.

La creación de la RIEV en el año 2007 vino a cubrir una necesidad ingente en las actividades de evaluación que usualmente son desarrolladas por evaluadores no especializados ni formados expresamente para dichas actividades, de ahí que frecuentemente, los organismos dedicados a la evaluación y acreditación operan con personal que carece de las características adecuadas para el desempeño de su labor.

Los pares evaluadores que participan en las actividades de acreditación internacional de la RIEV, fueron objeto de un proceso de formación previo a su incorporación a la Red. A este respecto, la profesionalización de la evaluación-planeación es de tal manera importante, que el diplomado se ha transformado en un programa de posgrado mediante el cual se están formando especialistas, maestros y doctores, capaces de:

  1. reconocer la realidad de la problemática de su disciplina como profesión y como objeto de enseñanza-aprendizaje para la formación de profesionales;
  2. manejar, gestionar y validar la información acerca de la problemática de la disciplina en ambos sentidos;
  3. desarrollar investigación en torno a la problemática identificada; y
  4. proponer y aplicar soluciones que transformen la realidad de la problemática y promuevan la transformación de la educación superior.

En el entorno internacional se ha venido estableciendo un consenso sobre el papel de la educación, en el que ésta se constituye como un elemento insustituible para el desarrollo social y el crecimiento económico, la formación y preservación de la identidad cultural, el mantenimiento de la cohesión social, la lucha contra la pobreza y la promoción de la cultura de paz. También se destaca, cada vez con mayor énfasis, que la educación debe estar no sólo al servicio de la producción y de los requerimientos del mercado, sino que su aplicación ha de considerar, de manera integral, la doble vertiente que enfrenta la misión de toda institución educativa: por una parte, la búsqueda de soluciones a las demandas, necesidades y carencias de una sociedad que al mismo tiempo requiere ser competitiva y, por otra, el cumplimiento del compromiso inalienable que constituye su esencia primigenia: la creación y recreación del conocimiento en sí mismo.

Este es el papel en el que la RIEV asienta su conceptualización sobre la calidad y la acreditación, en tanto elementos, no de control, sino de apoyo al mejoramiento institucional, de promoción a las actividades de cooperación y el fortalecimiento a las redes de colaboración con base en el trabajo conjunto de las organizaciones educativas, y la plena conciencia de la responsabilidad que cada institución tiene en la formación de recursos humanos del más alto nivel, como factor estratégico para el desarrollo de los pueblos y para la evolución del saber.

A. Actividades

La RIEV tiene como funciones:

  1. Desarrollar procesos de evaluación y acreditación internacional de programas educativos, dependencias e instituciones de los diferentes niveles educativos (básico, medio, medio superior y superior) y modalidades de enseñanza aprendizaje (presencial, abierta, a distancia) con fines de mejoramiento permanente.
  2. Desarrollar procesos de certificación de egresados de programas, dependencias e instituciones
  3. Proporcionar asesoría en evaluación planeación con fines de mejoramiento permanente, a instituciones, organismos y redes vinculados con la educación en sus diferentes niveles.
  4. Apoyar el desarrollo de sistemas educativos nacionales integrados, así como a los sistemas nacionales de evaluación, acreditación y certificación, por medio de las redes nacionales de evaluadores y con el empleo del Modelo “V” de evaluación planeación.
    1. Acreditación internacional

      Como organismo acreditador, la RIEV da fe pública de la calidad de programas educativos, dependencias e instituciones, por medio de un proceso de acompañamiento cercano -por pares evaluadores y pares evaluadores disciplinarios procedentes de distintos países- desde su inicio hasta el momento de la entrega de la constancia de acreditación internacional y recomendaciones, y el seguimiento periódico del avance en el plan de mejora al que se comprometió la institución evaluada en el momento de la recepción de la constancia y recomendaciones.

    2. Asesoría en evaluación planeación de la educación

      La RIEV proporciona servicios de asesoría a solicitud de personas, grupos de trabajo, programas educativos, dependencias, instituciones y organizaciones vinculadas con la educación. Estos servicios son de apoyo en:

        • Diseño de procesos de autoevaluación
        • Elaboración de planes de mejoramiento
        • Elaboración de referentes institucionales
        • Diseño de programas de seguimiento de egresados
        • Diseño de proyectos generales de desarrollo
        • Diseño curricular
        • Ponderación de líneas de investigación
        • Caracterización y conformación de cuerpos académicos/ Unidades de Vinculación Académica DocenciaInvestigación (UVADIs)

      Para cada servicio solicitado se diseña un plan de trabajo específico para las necesidades de la persona o entidad que lo requiere.

    3. Apoyo a los sistemas nacionales de evaluación planeación

      La RIEV impulsa estudios sobre la problemática y prospectiva de la educación, con base en las líneas y proyectos de investigación del Programa Integral de Posgrado, derivados de la temática y la problemática identificadas en la aplicación del Modelo “V” en los módulos de dicho posgrado y en los procesos de acreditación que ha llevado a cabo. Estas investigaciones constituyen la base de las actividades del Instituto para la Medición, Mejoramiento y Aseguramiento de la Calidad de la Educación (IMMACE).

D. Redes nacionales de evaluadores

El SEACESALC tiene como una de sus líneas estratégicas, el apoyo a los sistemas nacionales de evaluación, acreditación y certificación de la educación superior. Esta línea tiene como propósito apoyar y articular los sistemas de acreditación y las comisiones de acreditación nacionales estableciendo nexos con los responsables de dichas comisiones y los gobiernos de cada país, en correspondencia con la filosofía del Sistema. Teniendo como base el Modelo “V” de evaluación-planeación, y de acuerdo con los lineamientos de la legislación de cada nación, las redes nacionales tienen la finalidad de impulsar la equidad y la cobertura de las instituciones de educación superior y la realización de actividades de autoevaluación y de acreditación nacional. Actualmente se han creado las redes nacionales de Perú, República Dominicana, México y Bolivia

IV. Infraestructura

A. Modelo V “Análisis Estructural Integrativo de Organizaciones Universitarias”

El modelo V de evaluación – planeación, se basa en la Teoría de los Procesos Alterados (TPA). La TPA originalmente fue el resultado de la búsqueda de la identidad teórica de la biología pero hoy es, también, el punto de partida, como concepción y metodología, de muy diversos proyectos académicos, incluidos los relativos a la práctica educativa.

La TPA plantea una visión del mundo así como una forma particular de preguntar y de responder: propone un método de investigación. Este método, aplicado a la educación superior, constituye el Modelo V como un metamodelo diseñado para abordar la evaluación de las entidades y procesos educativos, concebidos como complejos y en constante devenir.

Desde 1993, el Modelo V constituyó la base para la organización de los procesos de evaluación externa de los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior de México (CIEES) y se aplicó en la evaluación diagnóstica de prácticamente la totalidad de los programas educativos del área de ciencias naturales y exactas de este mismo país. A partir de 1999 ha sido el fundamento teórico metodológico, primero del Diplomado y ahora del Programa Integral de Posgrado en Evaluación Planeación Educativa, y es el sustento teórico instrumental de los procesos de evaluación, acreditación y certificación que desarrolla la RIEV.

Como un metamodelo, el Modelo “V” puede aplicarse a la evaluación planeación de entidades de los diferentes niveles educativos, desde el básico hasta el nivel superior.

Introducción

En la estructura del Sistema Internacional para la Medición, Mejoramiento y Aseguramiento de la Calidad de la Educación (SIMMACE) la Red Internacional de Evaluadores (RIEV) es el componente que se vincula con el referente profesional, al definirse como una red de personas que han sido o están siendo formadas en los núcleos y módulos del Programa Integral de Posgrado en Evaluación Educativa; es decir, en la RIEV se materializa la actividad profesional del campo de la evaluación planeación dirigida al mejoramiento permanente de la calidad.

La creación de la RIEV en el año 2007 vino a cubrir una necesidad ingente en las actividades de evaluación que usualmente son desarrolladas por evaluadores no especializados ni formados expresamente para dichas actividades, de ahí que frecuentemente, los organismos dedicados a la evaluación y acreditación operan con personal que carece de las características adecuadas para el desempeño de su labor.

Los pares evaluadores que participan en las actividades de acreditación internacional de la RIEV, fueron objeto de un proceso de formación previo a su incorporación a la Red. A este respecto, la profesionalización de la evaluación-planeación es de tal manera importante, que el diplomado se ha transformado en un programa de posgrado mediante el cual se están formando especialistas, maestros y doctores, capaces de:

  1. reconocer la realidad de la problemática de su disciplina como profesión y como objeto de enseñanza-aprendizaje para la formación de profesionales;
  2. manejar, gestionar y validar la información acerca de la problemática de la disciplina en ambos sentidos;
  3. desarrollar investigación en torno a la problemática identificada; y
  4. proponer y aplicar soluciones que transformen la realidad de la problemática y promuevan la transformación de la educación superior.

En el entorno internacional se ha venido estableciendo un consenso sobre el papel de la educación, en el que ésta se constituye como un elemento insustituible para el desarrollo social y el crecimiento económico, la formación y preservación de la identidad cultural, el mantenimiento de la cohesión social, la lucha contra la pobreza y la promoción de la cultura de paz. También se destaca, cada vez con mayor énfasis, que la educación debe estar no sólo al servicio de la producción y de los requerimientos del mercado, sino que su aplicación ha de considerar, de manera integral, la doble vertiente que enfrenta la misión de toda institución educativa: por una parte, la búsqueda de soluciones a las demandas, necesidades y carencias de una sociedad que al mismo tiempo requiere ser competitiva y, por otra, el cumplimiento del compromiso inalienable que constituye su esencia primigenia: la creación y recreación del conocimiento en sí mismo.

Este es el papel en el que la RIEV asienta su conceptualización sobre la calidad y la acreditación, en tanto elementos, no de control, sino de apoyo al mejoramiento institucional, de promoción a las actividades de cooperación y el fortalecimiento a las redes de colaboración con base en el trabajo conjunto de las organizaciones educativas, y la plena conciencia de la responsabilidad que cada institución tiene en la formación de recursos humanos del más alto nivel, como factor estratégico para el desarrollo de los pueblos y para la evolución del saber.

subir

I. Caracterizacion General

Está formada por universitarios de 22 países de América Latina y el Caribe e Iberoamérica, que han participado en los procesos de formación de evaluadores en el Programa Integral de Posgrado en Evaluación – Planeación Universitaria. Las funciones de la RIEV se centran en:

  • Promover el mejoramiento de la educación en general y particularmente a nivel superior en el plano internacional, así como la formación de recursos humanos en los campos de la evaluación y la planeación de organizaciones universitarias, así como la realización o impartición de talleres, cursos o cualquier medio de actualización o mejoramiento de la educación superior.
  • Conformar comités para evaluar y acreditar programas educativos, y certificar profesionales universitarios, con fines de mejoramiento permanente.
  • Proporcionar asesoría en evaluación y planeación con fines de mejoramiento permanente, a instituciones públicas o privadas.
  • Desarrollar actividades de investigación en el ámbito de la educación superior y, particularmente, en las áreas de la evaluación y planeación educativas.
 A. Marco histórico contextual

Los antecedentes de la Red Internacional de Evaluadores (RIEV) se encuentran en las actividades a las que convoca la UNESCO en la década de 1990 en cuanto a la importancia de prestar atención a la calidad de las universidades en un ámbito pluridimensional. Como respuesta a esta convocatoria, la Asamblea General de Rectores de la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (UDUAL) planteó, en 1998, la necesidad de instrumentar acciones para apoyar el mejoramiento de la educación superior en nuestra región del continente, para lo cual se constituye un grupo de trabajo formado por expertos en evaluación universitaria de diferentes países latinoamericanos, quienes dieron inicio al “Proyecto Universidad Siglo XXI”, programa cuyo eje era la formación de recursos humanos capaces de organizar y conducir grupos de trabajo e investigación al interior de sus instituciones, para evaluar la calidad de sus programas educativos y aplicar los resultados de dicha evaluación en el desarrollo de acciones de mejora.

Al año siguiente, en 1999, la UDUAL invita al Dr. Jorge González González, Vocal Ejecutivo del Comité de Ciencias Naturales y Exactas de los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior de México (CIEES), con el fin de complementar y enriquecer las actividades del proyecto.

Con un modelo de evaluación-planeación original desarrollado en su amplia experiencia como evaluador de programas educativos en México y en diversos países latinoamericanos (el Modelo “V” de evaluación-planeación) el Dr. González diseñó un plan de trabajo integral que le daría continuidad al “Proyecto Universidad Siglo XXI” por medio de una secuencia integrada de etapas.

La primera fue la implantación del Diplomado Latinoamericano en Evaluación Universitaria, instaurado con el propósito de profesionalizar la formación de evaluadores, y desarrollado por medio de cuatro módulos coincidentes con las diversas modalidades de evaluación: autoevaluación, evaluación externa, acreditación y certificación profesional universitaria.

Luego de nueve años de experiencia con el diplomado, la segunda etapa del Proyecto se cumplió el 17 el agosto de 2007, al crearse la Red Internacional de Evaluadores, S.C. como organismo autónomo, que se integró con los más de 700 evaluadores capacitados hasta entonces, procedentes de diferentes disciplinas y áreas de conocimiento, que se incorporaron como pares disciplinarios y evaluadores, en los procesos de acreditación de programas, dependencias e instituciones.

El conjunto de evaluadores formados y la experiencia en los procesos de acreditación internacional permitieron la continuación del Proyecto en su tercera etapa, al instaurarse el Sistema de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Educación Superior en América Latina y el Caribe (SEACESALC), como un modelo de desarrollo integral para la educación superior latinoamericana.

La experiencia y la madurez obtenidas en el desarrollo del SEACESALC, así como la relevancia y amplitud del trabajo por realizar en cuanto al mejoramiento académico, hizo indispensable diferenciar los ámbitos y estrategias de la UDUAL y de la RIEV para dar paso, con esta última, a un organismo especializado en evaluación planeación, ampliando su cobertura y alcances en razón de un objetivo común: lograr una educación de calidad, no sólo en el ámbito superior sino también en los niveles previos, que promuevan la generación de sistemas educativos integrales e integrados.

En tal virtud, en el 5° y último coloquio del SEACESALC, realizado en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, República Dominicana, este sistema dio lugar a la fundación de uno nuevo denominado “Sistema Internacional para la Medición, Mejoramiento y Aseguramiento de la Calidad de la Educación (SIMMACE)”, así como la creación del “Instituto para la Medición, Mejoramiento y Aseguramiento de la Calidad de la Educación” (IMMACE) en el que se incorpora el Programa Integral de Posgrado en Evaluación Planeación de la Educación. Con estas entidades será posible consolidar la formación de investigadores en evaluación planeación; promover el desarrollo de proyectos de investigación que consideren los diferentes niveles de la educación, desde el básico hasta el superior, como estrategia para el mejoramiento integrado de la calidad; difundir ante la comunidad internacional, las estrategias de medición y los resultados y avances en el mejoramiento continuo y permanente de la calidad de las organizaciones universitarias; y apoyar el compromiso y acciones de las instituciones educativas para el mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos de cada nación.

 B. Marco conceptual metodológico

Como se mencionó anteriormente, la RIEV se define como una red de personas que forman parte del Programa Integral de Posgrado en Evaluación-Planeación Educativa para conformar grupos de pares que aplican el Modelo “V” en actividades de evaluación y acreditación de programas educativos, dependencias e instituciones. Es una red internacional porque está integrada por personas de diferentes países, no pertenece a un país o región en particular, ni está en el ámbito de jurisdicción de ninguna corporación nacional, pues surgió como instrumento para promover el mejoramiento de la educación superior y favorecer la transformación de las universidades en un esquema de colaboración y con pleno respeto a su individualidad.

En tanto organización internacional, las actividades de la RIEV no rivalizan con los procesos de evaluación y acreditación nacionales, pues su intencionalidad, objeto y estrategias son diferentes. En el caso de la evaluación internacional, el enfoque se centra en la forma en que la institución evaluada hace trascender, tanto su identidad, como el trabajo de sus programas educativos proyectados a largo plazo, en los ámbitos local, regional, nacional y global, contribuyendo en ellos con su saber, su hacer y sus propios valores.

El modelo de evaluación de la RIEV opera en términos de indicadores paramétricos de calidad; es decir, más que referirse a “estándares” o criterios uniformes a cumplir de manera descontextualizada, la evaluación parte del autorreferente de la propia entidad a evaluar, mismo que da cuenta del marco histórico contextual y de las características conceptual metodológicas que reflejan su identidad en función de los ámbitos en los que se desarrolla (la facultad, escuela, departamento, área; la universidad y el sistema educativo) y sus relaciones con dichos ámbitos. Así, el autorreferente da lugar a un paradigma de calidad que toma en cuenta, a su vez, cuatro referentes:

el referente institucional: aquello que la institución define como lo que debe ser (misión, normatividad, perfil de egreso) y lo que quiere ser (visión, proyecto general de desarrollo);

el referente disciplinario: representado en los conocimientos básicos, especializados y actuales que debe poseer el egresado;

el referente profesional: las competencias que le permitirán incorporarse al mercado de trabajo; y

el referente social: las necesidades a las que deberá responder como profesional. El paradigma de calidad así obtenido se contrasta con la realidad institucional, para elaborar un diagnóstico de la situación académica del programa y emitir recomendaciones de mejora.

Los procesos de acreditación de la RIEV tienen como principio el hecho de que la autoevaluación es un ejercicio propio de la libertad y autonomía de cada institución educativa. Cuando la acreditación se convierte en el marco de referencia sustantivo y en el fin último, la autoevaluación se convierte en un evento circunstancial cuyo referentes son los criterios del organismo acreditador, y no la contrastación entre su deber y querer ser con respecto a su ser y quehacer; es por ello que, por definición, la autoevaluación es un ejercicio de autoestudio, autoanálisis y autorregulación para el mejoramiento permanente.

Por otra parte, la acreditación internacional de la RIEV constituye un proceso y no solamente un evento; es decir, teniendo como base que la acreditación es una estrategia para el mejoramiento permanente, ésta no termina cuando se entrega la constancia correspondiente. Por el contrario, la institución y la RIEV se comprometen en un proceso de seguimiento del plan de mejora diseñado por aquella a partir de las recomendaciones surgidas como resultado de la evaluación para que el aseguramiento de la calidad sea continuo.

El conjunto de evaluadores formados y la experiencia en los procesos de acreditación internacional permitieron la continuación del Proyecto en su tercera etapa, al instaurarse el Sistema de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Educación Superior en América Latina y el Caribe (SEACESALC), como un modelo de desarrollo integral para la educación superior latinoamericana.

1.- Principios

La RIEV sustenta sus actividades en los principios declarados por el SIMMACE:

  • Humanista.- porque tiene como sustento la concepción de la educación como un bien público y ámbito idóneo para la formación integral de las personas, que tiene como marco de referencia los postulados y principios de la UNESCO e incorpora el reconocimiento y respeto irrestrictos a la diversidad y autonomía de las organizaciones y sistemas educativos.
  • Incluyente.- porque toma en cuenta las intenciones y esfuerzos particulares de las instituciones, organizaciones y redes, públicas y privadas, así como de los sistemas nacionales y regionales de educación y evaluación, por el fomento al mejoramiento permanente de la calidad de la educación en todos los niveles educativos, como un instrumento de mejora de la calidad de vida de la región y de cada uno de sus habitantes.
  • Flexible.- porque promueve en las instituciones, organizaciones, redes y sistemas, la búsqueda de diversas estrategias de mejoramiento académico, en un marco de colaboración y apoyo interinstitucional, y en función de sus propias necesidades e intereses diversos de institución a institución, de país a país y de región a región.
  • Resiliente.- porque promueve en las instituciones, organizaciones, redes y sistemas, las capacidades de respuesta, de adaptación creativa e innovación académica indispensables para responder a los grandes retos, problemas y necesidades de su entorno local, nacional, regional y mundial.

    2.- Valores

    En sus actividades académicas, la RIEV promueve los valores adoptados por el SIMMACE:

    • tolerancia
    • pluralidad
    • responsabilidad
    • libertad
    • honestidad
    • respeto
    • justicia
    • veracidad
    • lealtad
    • confiabilidad
    • sabiduría
    • perseverancia
    • mesura
    • humildad

    subir     

II. Superestructura

A. Misión
Coadyuvar al mejoramiento permanente de la educación en sus diferentes niveles educativos y funciones sustantivas, mediante el desarrollo de actividades de formación de recursos humanos en evaluación-planeación, así como de servicios de acreditación, de investigación evaluativa y de asesoría, de acuerdo con los más altos valores académicos, éticos y humanistas, y teniendo como sustento teórico el Modelo “V” de Evaluación-Planeación.
B. Visión
Al año 2032, la RIEV se mantendrá como el ámbito de excelencia para apoyar y dar fe pública, con los recursos humanos formados en evaluación planeación, del mejoramiento permanente de las organizaciones educativas en sus diferentes niveles y funciones sustantivas para que den respuestas eficientes, eficaces y pertinentes a los requerimientos de desarrollo educativo y social de sus ámbitos local y nacional, y sean capaces de contender con éxito en el ámbito internacional.
C. Proyecto General de Desarrollo

La RIEV responde, primordialmente, a las siguientes líneas generales de desarrollo del SIMMACE:

  • Estrategias de medición y comparabilidad del mejoramiento permanente de la calidad de la educación.
  • Seguimiento y fe pública de la calidad de la educación mediante procesos de acreditación internacional.
  • Apoyo a los sistemas nacionales de evaluación, acreditación y certificación de la educación.
  • Esquemas de interacción, integración e internacionalización de la evaluación y del mejoramiento de la calidad de la educación.
  1. Planes estratégicos a mediano plazo: 2015 – 2020
    1. Planes estratégicos para el nivel de Superestructura
      • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la coherencia en el conjunto de factores que forman la intencionalidad de la RIEV: Misión, Visión, Proyecto general de desarrollo.
      • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento de la consistencia de los resultados, impacto y trascendencia de la RIEV.
    2. Planes estratégicos para el nivel de Estructura
      • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la congruencia de las funciones de la RIEV con respecto a sus intenciones.
      • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la congruencia entre la estructura de la RIEV y sus funciones.
    3. Planes estratégicos para el nivel de Estructura
      • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la congruencia de las funciones de la RIEV con respecto a sus intenciones.
      • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la congruencia entre la estructura de la RIEV y sus funciones.
    4. Planes estratégicos para el nivel de Infraestructura
      • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la congruencia de las condiciones físicas, materiales, de equipo, financieras, de servicios, gestión y administración de la RIEV; para el cumplimiento de sus funciones.
  2. Programas de acción 2015
    1. Programas de acción para el nivel de Superestructura
      • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la coherencia en el conjunto de factores que forman la intencionalidad de la RIEV: Misión, Visión, Proyecto general de desarrollo.
      • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento de la consistencia de los resultados, impacto y trascendencia de la RIEV.
    2. Programas de acción para el nivel de Estructura
      • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la congruencia de las funciones de la RIEV con respecto a sus intenciones.
      • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la congruencia entre la estructura de la RIEV y sus funciones.
    3. Programas de acción para el nivel de Infraestructura
      • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la congruencia de las condiciones físicas, materiales, de equipo, financieras, de servicios, gestión y administración de la RIEV; para el cumplimiento de sus funciones.
    4. Integración de programas de acción de la evaluación-planeación-mejoramiento de la RIEV

III. Estructura

A. Actividades

La RIEV tiene como funciones:

  1. Desarrollar procesos de evaluación y acreditación internacional de programas educativos, dependencias e instituciones de los diferentes niveles educativos (básico, medio, medio superior y superior) y modalidades de enseñanza aprendizaje (presencial, abierta, a distancia) con fines de mejoramiento permanente.
  2. Desarrollar procesos de certificación de egresados de programas, dependencias e instituciones
  3. Proporcionar asesoría en evaluación planeación con fines de mejoramiento permanente, a instituciones, organismos y redes vinculados con la educación en sus diferentes niveles.
  4. Apoyar el desarrollo de sistemas educativos nacionales integrados, así como a los sistemas nacionales de evaluación, acreditación y certificación, por medio de las redes nacionales de evaluadores y con el empleo del Modelo “V” de evaluación planeación.
  1. Acreditación internacional

    Como organismo acreditador, la RIEV da fe pública de la calidad de programas educativos, dependencias e instituciones, por medio de un proceso de acompañamiento cercano -por pares evaluadores y pares evaluadores disciplinarios procedentes de distintos países- desde su inicio hasta el momento de la entrega de la constancia de acreditación internacional y recomendaciones, y el seguimiento periódico del avance en el plan de mejora al que se comprometió la institución evaluada en el momento de la recepción de la constancia y recomendaciones.

  2. Asesoría en evaluación planeación de la educación

    La RIEV proporciona servicios de asesoría a solicitud de personas, grupos de trabajo, programas educativos, dependencias, instituciones y organizaciones vinculadas con la educación. Estos servicios son de apoyo en:

      • Diseño de procesos de autoevaluación
      • Elaboración de planes de mejoramiento
      • Elaboración de referentes institucionales
      • Diseño de programas de seguimiento de egresados
      • Diseño de proyectos generales de desarrollo
      • Diseño curricular
      • Ponderación de líneas de investigación
      • Caracterización y conformación de cuerpos académicos/ Unidades de Vinculación Académica DocenciaInvestigación (UVADIs)

    Para cada servicio solicitado se diseña un plan de trabajo específico para las necesidades de la persona o entidad que lo requiere.

  3. Apoyo a los sistemas nacionales de evaluación planeación

    La RIEV impulsa estudios sobre la problemática y prospectiva de la educación, con base en las líneas y proyectos de investigación del Programa Integral de Posgrado, derivados de la temática y la problemática identificadas en la aplicación del Modelo “V” en los módulos de dicho posgrado y en los procesos de acreditación que ha llevado a cabo. Estas investigaciones constituyen la base de las actividades del Instituto para la Medición, Mejoramiento y Aseguramiento de la Calidad de la Educación (IMMACE).

B. Pares Evaluadores
E. Redes nacionales de evaluadores

El SEACESALC tiene como una de sus líneas estratégicas, el apoyo a los sistemas nacionales de evaluación, acreditación y certificación de la educación superior. Esta línea tiene como propósito apoyar y articular los sistemas de acreditación y las comisiones de acreditación nacionales estableciendo nexos con los responsables de dichas comisiones y los gobiernos de cada país, en correspondencia con la filosofía del Sistema. Teniendo como base el Modelo “V” de evaluación-planeación, y de acuerdo con los lineamientos de la legislación de cada nación, las redes nacionales tienen la finalidad de impulsar la equidad y la cobertura de las instituciones de educación superior y la realización de actividades de autoevaluación y de acreditación nacional. Actualmente se han creado las redes nacionales de Perú, República Dominicana, México y Bolivia

 

subir      

IV. Infraestructura

A. Modelo V “Análisis Estructural Integrativo de Organizaciones Universitarias”

El modelo V de evaluación – planeación, se basa en la Teoría de los Procesos Alterados (TPA). La TPA originalmente fue el resultado de la búsqueda de la identidad teórica de la biología pero hoy es, también, el punto de partida, como concepción y metodología, de muy diversos proyectos académicos, incluidos los relativos a la práctica educativa.

La TPA plantea una visión del mundo así como una forma particular de preguntar y de responder: propone un método de investigación. Este método, aplicado a la educación superior, constituye el Modelo V como un metamodelo diseñado para abordar la evaluación de las entidades y procesos educativos, concebidos como complejos y en constante devenir.

Desde 1993, el Modelo V constituyó la base para la organización de los procesos de evaluación externa de los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior de México (CIEES) y se aplicó en la evaluación diagnóstica de prácticamente la totalidad de los programas educativos del área de ciencias naturales y exactas de este mismo país. A partir de 1999 ha sido el fundamento teórico metodológico, primero del Diplomado y ahora del Programa Integral de Posgrado en Evaluación Planeación Educativa, y es el sustento teórico instrumental de los procesos de evaluación, acreditación y certificación que desarrolla la RIEV.

Como un metamodelo, el Modelo “V” puede aplicarse a la evaluación planeación de entidades de los diferentes niveles educativos, desde el básico hasta el nivel superior.

B. Estatuto

subir     

X