• CARACTERIZACIÓN GENERAL
  • A. Marco histórico contextual
  • B. Marco conceptual metodológico
  • C. Resultados, impacto y trascendencia
  • NIVELES ESTRUCTURALES
  • A. Superestructura
  • B. Estructura
  • C. Infraestructura
  • PROYECTO GENERAL DE DESARROLLO
  • A. Líneas generales de desarrollo del SIMMACE

Introducción

El Sistema Internacional para la Medición, Mejoramiento y Aseguramiento de la Calidad de la Educación (SIMMACE) constituye la continuación del trabajo consistente que dio inicio en 1999 con la formación de evaluadores que de inmediato comenzaron a participar en actividades de evaluación planeación de su entorno académico, generando una mayor demanda en cuanto a estas actividades, demanda que tuvo la respuesta de la Red Internacional de Evaluadores al crear, en el año 2008, el Sistema de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Educación Superior en América Latina y el Caribe (SEACESALC), en el que se incorporaron instituciones de educación superior de 21 países de América Latina y el Caribe, genuinamente interesadas en el mejoramiento de la calidad como principal intención de trabajo colectivo.

Los avances del SEACESALC, en cuanto a la formación de evaluadores, la acreditación de programas, dependencias e instituciones, así como el impacto de la RIEV en el mejoramiento de la calidad, han permitido alcanzar la madurez y experiencia necesarias para conformar un nuevo esquema de organización y trabajo que consolide los logros y amplíe, tanto la dimensionalidad como la cobertura del sistema con un criterio de cohesión.

De esta manera, el SIMMACE representa un proceso permanente de innovación que provee propuestas operativas con una visión proyectiva a las necesidades de evaluación planeación, en los referentes institucional, disciplinario, profesional y social. Es por ello que en esta transformación, el sistema considera no sólo al nivel superior sino a los diferentes niveles educativos como un compromiso de integralidad; y pasa, de la cobertura regional a la internacional, con lo que estaremos en mejores posibilidades de participar en propuestas metodológicas en cuanto a la conformación de listas de ordenamiento (rankings) alternativas en función de las condiciones concretas de cada una de las instituciones, así como de difundir, en la comunidad global, la identidad, las estrategias de medición y los resultados y avances en el mejoramiento continuo y permanente de la calidad de las organizaciones educativas latinoamericanas y del Caribe.

Este documento da cuenta del análisis retrospectivo del SEACESALC, a partir del cual surge el SIMMACE con una nueva perspectiva para proyectar su transformación, y el camino que habremos de seguir con la participación solidaria y comprometida de todos.

I. Caracterización general

 

A. Marco histórico contextual

Los antecedentes del SIMMACE se ubican en el periodo que transcurre entre los años 1999 y 2007, época que inició con la invitación que la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (UDUAL) hiciera al Dr. Jorge González González, para diseñar un proyecto de formación de evaluadores externos, como continuación de una primera serie de talleres de capacitación en autoevaluación impartidos el año anterior con la finalidad de dar respuesta a la necesidad de las instituciones de educación superior, de contar con un esquema de mejoramiento permanente de su calidad.

La UDUAL adoptó el proyecto propuesto por el Dr. González, y con base en su Modelo “V” de evaluación planeación, entre los años 2000 y 2002, se ofrecieron cinco talleres de evaluación externa que posteriormente, en 2003, dieron lugar al Diplomado Latinoamericano en Evaluación Universitaria que integró a las diferentes modalidades de evaluación: autoevaluación, evaluación externa, acreditación y certificación profesional universitaria. En esta primera etapa participaron, en los diferentes talleres, alrededor de 700 académicos, funcionarios y autoridades de instituciones de educación superior y de organismos vinculados con la educación en general.

Desde el inicio de los talleres de evaluación externa, el proyecto estableció el propósito de conformar una red que incorporara a los evaluadores formados y en proceso de formación, con el fin de incrementar el número de monitores y asesores de los cursos y talleres, así como de contar con pares educativos y disciplinarios capaces de participar en procesos de evaluación y acreditación de programas educativos, dependencias e instituciones, con fines de mejoramiento permanente. Este propósito se cumplió al crearse, el 17 de agosto de 2007, la Red Internacional de Evaluadores, S.C., cuya existencia legal se acreditó por medio de la Escritura Pública Número 81045, previo permiso de la Secretaría de Relaciones Exteriores del Gobierno de México, expediente número 20070915517, de fecha 05 de junio de 2007. De esta manera, la RIEV se estableció como una entidad internacional autónoma en sus actividades académicas, y ajena al interés o presión de organismos, instituciones y países particulares.

En noviembre de 2007, a partir de la necesidad, puesta de manifiesto por la Asamblea General de Rectores de la UDUAL, de instaurar un sistema latinoamericano de evaluación para impulsar y consolidar la calidad, pertinencia y cobertura de las instituciones de educación latinoamericanas, la RIEV llevó a cabo el diseño del 5 SEACESALC con el trabajo colegiado de un grupo importante de organizaciones universitarias y de expertos en el campo de la evaluación educativa.

En noviembre de 2008, la RIEV puso en marcha el plan general integral de desarrollo del SEACESALC con seis líneas estratégicas:

  1. Formación de personal especializado en evaluación–planeación
  2. Investigación sobre evaluación de la calidad de la educación superior en América Latina y El Caribe
  3. Indicadores paramétricos de calidad para evaluación, acreditación y certificación profesional universitaria
  4. Sistema de información sobre evaluación, acreditación y certificación profesional universitaria
  5. Apoyo a los sistemas nacionales de evaluación, acreditación y certificación de la educación superior
  6. Programa Académico de Movilidad Educativa (PAME)

Los logros obtenidos en cada una de las líneas, de los que se da cuenta posteriormente, reflejan la experiencia y la madurez alcanzada por el sistema, pero también obligan a considerar la relevancia y amplitud del trabajo que falta por realizar y que requiere de una transformación que de paso a organismos especializados en evaluación planeación que complementen los esfuerzos realizados, consoliden los logros y amplíen su cobertura y alcances.

Con estos antecedentes, el SIMMACE se funda el 2 de diciembre de 2014. La firma del acta fundacional se llevó a cabo en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, República Dominicana, ante la presencia del Notario Público Carlos Radamés Rodríguez y con la participación de 48 universitarios de 19 instituciones de educación superior públicas y privadas de ocho países de América Latina y el Caribe: Colombia, Chile, Ecuador, El Salvador, México, Paraguay, Perú y República Dominicana

La transformación del SEACESALC en el SIMMACE hará posible consolidar la formación de investigadores en evaluación planeación, capaces de analizar y proponer soluciones innovadoras a la problemática de la educación; promover el desarrollo de proyectos de investigación que consideren los diferentes niveles de la educación, desde el básico hasta el superior, como estrategia para el mejoramiento integrado de la calidad; difundir ante la comunidad internacional, las estrategias de medición y los resultados y avances en el mejoramiento continuo y permanente de la calidad de las organizaciones universitarias; y apoyar el compromiso y acciones de las instituciones 6 educativas para el mejoramiento, en última instancia, de la calidad de vida de los ciudadanos de cada nación.

B. Marco conceptual metodológico

El diseño del SIMMACE se realizó con base en el Modelo “V” y surgió del paradigma de calidad que es punto de partida de todo sistema, a partir de los siguientes indicadores paramétricos, de acuerdo con los cuales, todo sistema debe:

a. Mostrar integralidad
Un sistema de evaluación debe ser integral, integrador e integrativo; es decir, debe considerar que la evaluación y la planeación son elementos inseparables; tomar en cuenta todos los componentes cualitativos y cuantitativos del proceso educativo, de sus resultados, impacto y trascendencia; así como analizar los vínculos de interacción e integración que existen entre dichos componentes pues se trata, no de llevar a cabo sólo una medición sino todo un proceso de investigación evaluativa. Asimismo, el sistema debe considerar que cada una de las partes tiene implicaciones en el todo, por lo que se trata de un devenir; esto es, la evaluación de un programa educativo tiene implicaciones en toda la institución; y si se trata de la evaluación de la institución, ésta tiene implicaciones en sus diferentes programas educativos. La integralidad también debe considerar el referente institucional, pues a partir de la identidad institucional se identifican los procesos de interacción e integración que se presentan en los diferentes componentes de la institución.
b. Ser analítico y constructivo
Un sistema de evaluación debe analizar e integrar las diferentes dimensiones, estructuras y funciones de las organizaciones educativas, para reconstruir una visión completa de dicha multidimensionalidad por medio de procesos de síntesis confrontativa. El sistema debe considerar que cada componente de la organización (por ejemplo, cada facultad, departamento, etc.), no puede actuar utilizando una lógica independiente del conjunto, pues ello generará confrontaciones organizativas y/o políticas.
c. Como sistema, ser sistemático y sistematizador, y como mecanismo, organizador y ordenador
Un sistema de evaluación debe ajustarse de manera transparente a las reglas y actividades definidas de antemano, mismas que le permitirán medir su propio desempeño en un proceso de metaevaluación para el mejoramiento del propio sistema.
d. No punitivo
Un sistema de evaluación no califica ni clasifica con la pretensión de aplicar sanciones sino de proponer alternativas de mejoramiento para consolidar el proyecto educativo con un enfoque de mejora permanente, por lo que todo juicio de valoración debe ser corroborado a corto plazo.
e. Participativo y no excluyente
Un sistema de evaluación debe tener una participación activa y permanente de los evaluados y evaluadores, así como de todos los sectores involucrados.
1.- Principios
Como instrumento de desarrollo personal, social, disciplinario e institucional, el SIMMACE se sustenta en los siguientes principios:

Humanista.- porque tiene como sustento la concepción de la educación como un bien público y ámbito idóneo para la formación integral de las personas, que tiene como marco de referencia los postulados y principios de la UNESCO e incorpora el reconocimiento y respeto irrestrictos a la diversidad y autonomía de las organizaciones y sistemas educativos.

Incluyente.- porque toma en cuenta las intenciones y esfuerzos particulares de las instituciones, organizaciones y redes, públicas y privadas, así como de los sistemas nacionales y regionales de educación y evaluación, por el fomento al mejoramiento permanente de la calidad de la educación en todos los niveles educativos, como un instrumento de mejora de la calidad de vida de la región y de cada uno de sus habitantes.

Flexible.- porque promueve en las instituciones, organizaciones, redes y sistemas, la búsqueda de diversas estrategias de mejoramiento académico, en un marco de colaboración y apoyo interinstitucional, y en función de sus propias necesidades e intereses diversos de institución a institución, de país a país y de región a región.

Resiliente.- porque promueve en las instituciones, organizaciones, redes y sistemas, las capacidades de respuesta, de adaptación creativa e innovación académica indispensables para responder a los grandes retos, problemas y necesidades de su entorno local, nacional, regional y mundial.

2.- Valores
En sus actividades académicas, el SIMMACE promueve, como principales valores
  • tolerancia
  • pluralidad
  • responsabilidad
  • libertad
  • honestidad
  • respeto
  • justicia
  • veracidad
  • lealtad
  • confiabilidad
  • sabiduría
  • perseverancia
  • mesura
  • humildad

C. Resultados, impacto y trascendencia

Hasta 2014, en los seis años de operación de las líneas estratégicas del SEACESALC, sus principales logros se centraron en los siguientes aspectos

En lo que se refiere a la formación de personal especializado en evaluación planeación, el diplomado impartido durante ocho años (2003 a 2008) ha capacitado evaluadores en 21 países y evolucionó para convertirse, en el año 2012, en un programa de posgrado que se está desarrollando gradualmente en diferentes niveles educativos: diplomado, especialización, maestría y doctorado.

En cuanto a la investigación sobre evaluación de la calidad de la educación, tanto en los diferentes núcleos del programa de posgrado, como en los procesos de evaluación que ha realizado la RIEV, se ha identificado la problemática que comparten sistemas, instituciones, dependencias y programas educativos en cuanto a los ámbitos académico, organizativo-operativo y político, así como la problemática profesional y de enseñanza–aprendizaje en áreas de conocimiento como medicina, odontología, enfermería e ingeniería, lo que ha dado lugar a la generación de líneas y proyectos de investigación que habrán de desarrollarse en maestría y doctorado.

En lo que se refiere a la línea estratégica sobre los indicadores paramétricos de calidad, a la fecha se dispone de un conjunto de indicadores clasificados por niveles dimensionales (programas, dependencias, instituciones, sistemas) modalidades educativas (presencial, a distancia) niveles estructurales (superestructura, estructura e infraestructura) y factores de cada nivel estructural (misión, visión, planes de estudio, profesores, instalaciones, gestión y administración, etc.). Al igual que la problemática identificada, los indicadores paramétricos se construyeron gradualmente en los módulos del posgrado y en los 52 procesos de acreditación que la RIEV llevó a cabo entre 2008 y 2014.

En la línea estratégica sobre el sistema de información se desarrollaron los criterios para difundir las actividades, avances, resultados, impacto y trascendencia del SEACESALC en sus diferentes líneas estratégicas.

Por lo que hace a los sistemas nacionales de evaluación, acreditación y certificación de la educación superior, se crearon las primeras redes nacionales de evaluadores en Perú, República Dominicana, México y Bolivia, con el propósito de mejorar la calidad, equidad, pertinencia y cobertura de la educación superior en cada país de América Latina y el Caribe, mediante el establecimiento de mecanismos que otorguen una mayor credibilidad social a sus procesos y resultados educativos; así como de impulsar el establecimiento de mecanismos que conjunten voluntariamente los distintos procesos de evaluación, planeación y acreditación de instituciones y de programas académicos, así como de certificación profesional universitaria, para interrelacionarlos en una dirección convergente e integral.

Finalmente, el Programa Académico de Movilidad Educativa (PAME) se desarrolló como estrategia para promover la integración, la internacionalización y la competitividad de las organizaciones universitarias considerando sus cuatro funciones sustantivas (docencia, investigación, difusión y vinculación), así como la participación, no sólo de estudiantes, sino también de profesores y grupos de trabajo en los niveles de pregrado y posgrado.

Las actividades y resultados de las líneas estratégicas del SEACESALC se evaluaron y actualizaron de manera permanente en los cinco coloquios que tuvieron como sede a las universidades de Panamá; Nacional Autónoma de México; Autónoma de Yucatán, México; Nacional Mayor de San Marcos, Perú y Autónoma de Santo Domingo, República Dominicana. En cada coloquio participaron, tanto los evaluadores capacitados en el Modelo “V”, como expertos, organizaciones y redes vinculadas con los procesos de evaluación y planeación de la educación superior, así como las instituciones con procesos de acreditación realizados por la RIEV.

El 5° coloquio sintetizó los resultados del SEACESALC en sus primeros seis años de operación. Dichos resultados se contrastaron, en un ejercicio de metaevaluación, con el paradigma de calidad del que surgió el sistema, mostrando que los avances responden a los cinco indicadores planteados. Todas las actividades del SEACESALC, desde los módulos del posgrado hasta los procesos de acreditación realizados, tuvieron como base el vínculo entre planeación y evaluación, organizando y sistematizando los elementos cuantitativos y cualitativos de todos los componentes de las organizaciones universitarias y su interacción, por medio de procesos de investigación evaluativa, en los que el punto de partida fue el reconocimiento de la identidad y de las características particulares de cada institución y de sus niveles dimensionales. El SEACESALC se constituyó en un referente del mejoramiento permanente, a partir de la emisión de juicios y recomendaciones razonados y constructivos en los que se involucró a todos los sectores de las comunidades académicas universitarias.

Introducción

El Sistema Internacional para la Medición, Mejoramiento y Aseguramiento de la Calidad de la Educación (SIMMACE) constituye la continuación del trabajo consistente que dio inicio en 1999 con la formación de evaluadores que de inmediato comenzaron a participar en actividades de evaluación planeación de su entorno académico, generando una mayor demanda en cuanto a estas actividades, demanda que tuvo la respuesta de la Red Internacional de Evaluadores al crear, en el año 2008, el Sistema de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Educación Superior en América Latina y el Caribe (SEACESALC), en el que se incorporaron instituciones de educación superior de 21 países de América Latina y el Caribe, genuinamente interesadas en el mejoramiento de la calidad como principal intención de trabajo colectivo.

Los avances del SEACESALC, en cuanto a la formación de evaluadores, la acreditación de programas, dependencias e instituciones, así como el impacto de la RIEV en el mejoramiento de la calidad, han permitido alcanzar la madurez y experiencia necesarias para conformar un nuevo esquema de organización y trabajo que consolide los logros y amplíe, tanto la dimensionalidad como la cobertura del sistema con un criterio de cohesión.

De esta manera, el SIMMACE representa un proceso permanente de innovación que provee propuestas operativas con una visión proyectiva a las necesidades de evaluación planeación, en los referentes institucional, disciplinario, profesional y social. Es por ello que en esta transformación, el sistema considera no sólo al nivel superior sino a los diferentes niveles educativos como un compromiso de integralidad; y pasa, de la cobertura regional a la internacional, con lo que estaremos en mejores posibilidades de participar en propuestas metodológicas en cuanto a la conformación de listas de ordenamiento (rankings) alternativas en función de las condiciones concretas de cada una de las instituciones, así como de difundir, en la comunidad global, la identidad, las estrategias de medición y los resultados y avances en el mejoramiento continuo y permanente de la calidad de las organizaciones educativas latinoamericanas y del Caribe.

Este documento da cuenta del análisis retrospectivo del SEACESALC, a partir del cual surge el SIMMACE con una nueva perspectiva para proyectar su transformación, y el camino que habremos de seguir con la participación solidaria y comprometida de todos.

II. Niveles Estructurales

 

A. Superestructura

1. Misión

Mejorar la calidad y la integración de la educación en sus diferentes niveles (básico, medio, medio superior y superior), dimensiones (personas, grupos de trabajo, programas educativos, dependencias, instituciones, sistemas) y modalidades de enseñanza aprendizaje (presencial, abierta, a distancia) por medio de estrategias educativas y líneas de investigación, así como de mecanismos que conjuguen evaluación, planeación, acreditación y certificación, que tengan como base el Modelo “V” y consideren la identidad y multidimensionalidad de las organizaciones educativas, conjuntando voluntariamente sus esfuerzos y participación en el desarrollo de alternativas de medición y clasificación comparable de sus procesos, resultados, impacto y trascendencia, para dar cuenta, ante la comunidad internacional, de sus avances y fortalezas.

2. Visión

En el 2032, el SIMMACE será identificado como la estructura de organización idónea para el mejoramiento permanente de la calidad de la educación, basada en la colaboración transinstitucional y en la convergencia de estrategias que propicien la integración de los diferentes niveles educativos, reconociendo la identidad y multidimensionalidad de países e instituciones. Habrá fomentado la aplicación de 11 soluciones innovadoras a la problemática de la educación y la generación de alternativas de medición y comparabilidad de los resultados, impacto y trascendencia de las organizaciones educativas, que darán cuenta, ante la comunidad global, de su desarrollo y fortalezas.

1. Funciones generales
Teniendo como base la estrategia metodológica del Modelo “V”, el SIMMACE tendrá como principales funciones, la planeación, organización, desarrollo y evaluación de estrategias que contribuyan a:
  • el mejoramiento permanente de la calidad de las organizaciones educativas, públicas y privadas, de los diferentes niveles, desde el básico hasta el nivel superior, en términos de la integración de su ser, quehacer, deber ser y querer ser, considerando su complejidad, diversidad y características de identidad;
  • la interacción de los diferentes niveles educativos, en busca de una educación integrada y pertinente;
  • la formación y desarrollo de equipos transdisciplinarios de investigación, que diseñen y apliquen soluciones innovadoras a la problemática de la educación en sus diferentes niveles educativos;
  • que las organizaciones educativas cuenten con grupos de expertos e investigadores en el campo de la evaluación planeación, para el mejoramiento permanente de la calidad;
  • difundir las actividades y las fortalezas de las organizaciones educativas en cuanto al mejoramiento permanente de su calidad;
  • proponer, por medio de la estrategia de construcción de paradigmagramas, alternativas de medición y comparabilidad de programas educativos, dependencias e instituciones, que permitan a las organizaciones educativas, participar en el entorno internacional;
  • promover estrategias de internacionalización de la educación en sus diferentes niveles, en función de la intencionalidad y perfiles de egreso de cada nivel;
  • la participación propositiva de las organizaciones educativas en el plano internacional, con base en sus fortalezas, resultados, impacto y trascendencia académicos;
  • la creación y en su caso consolidación, de sistemas nacionales de evaluación, acreditación y certificación profesional universitaria, para el mejoramiento permanente de la calidad;
  • garantizar a los usuarios de los servicios educativos que las instituciones y los programas acreditados cumplen con los requisitos de calidad académica y cuentan con la infraestructura y con los mecanismos idóneos para asegurar la realización de sus propósitos;
  • establecer canales de comunicación, interacción e integración entre los diversos sectores de la sociedad civil, en busca de una educación de mayor calidad y pertinencia social.
2. Estructura de organización

Para el cumplimiento de sus funciones de organización, en el SIMMACE convergen las intenciones y actividades de:

    1. Los postulados y principios de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) así como de los sistemas educativos nacionales.El SIMMACE toma en cuenta, para el desarrollo de sus funciones, las particularidades de los sistemas educativos nacionales en su intencionalidad y características, así como los aspectos que la UNESCO considera fundamentales, con base en el principio de “educación para todos a lo largo de la vida”1. Entre estos aspectos está el garantizar el acceso a una educación de calidad con pertinencia en los ámbitos e interacción de la primera infancia, la educación secundaria, la enseñanza técnica y profesional, y la enseñanza terciaria y la investigación; así como la importancia de la cooperación internacional y el diálogo intercultural, preservando la diversidad y autonomía de cada institución y paísEn este sentido, el SIMMACE desarrolla sus actividades de medición, mejoramiento y aseguramiento de la calidad, entendiendo ésta como:La integración y adecuación del Ser, Deber Ser, Querer ser y Quehacer de toda organización educativa en sus diferentes niveles, dimensiones y modalidades.
    2. El Instituto para la Medición, Mejoramiento y Aseguramiento de la Calidad de la Educación (IMMACE)El IMMACE es el instrumento del sistema que tendrá a su cargo el diseño, gestión, operación y administración de programas transinstitucionales y transdisciplinarios, para:
      • la formación de expertos e investigadores en evaluación planeación educativa con base en el Modelo “V” para el mejoramiento permanente de la calidad;
      • el desarrollo de las líneas de investigación evaluativa para la identificación y aplicación de soluciones innovadoras a la problemática académica, organizativo operativa y política de las organizaciones educativas;
      • la medición comparable de la calidad de las organizaciones educativas en función de sus elementos de convergencia, atendiendo a su complejidad y diversidad;
      • la difusión, en el plano internacional, de las actividades y fortalezas de las organizaciones educativas
      • la integración de las estrategias de mejoramiento de la calidad con pertinencia social.
    3. La Red Internacional de Evaluadores, S.C. (RIEV) y las redes nacionalesLa RIEV, como organismo internacional y las redes nacionales que se derivan de ella constituyen el instrumento para la profesionalización de la actividad de investigación evaluativa aplicada al mejoramiento de la calidad de la educación por medio de actividades de asesoría, evaluación y acreditación de programas, dependencias y organizaciones educativas de los diferentes niveles desde el básico hasta el superior, y desde el ámbito local hasta el mundial.
    4. Las organizaciones educativas de nivel básico, medio, medio superior y superior

Cada una de las instituciones que se incorporen voluntariamente al SIMMACE participará en las estrategias de elaboración de paradigmagramas que permitirán la comparabilidad interna y externa, la cooperación y la competitividad, al mismo tiempo que darán cuenta, ante la comunidad internacional, de la evolución permanente de su calidad.

Para su planeación, operación y evaluación, el SIMMACE establece un Consejo Ejecutivo. El director del SIMMACE es el Dr. Jorge González González, quien funge, al mismo tiempo, como Presidente de la RIEV y Director General del Instituto para la Medición, Mejoramiento y Aseguramiento de la Calidad de la Educación, como órgano de ejecución del sistema.

El Consejo Ejecutivo del SIMMACE estará integrado por:

  • El Director General del SIMMACE
  • El Consejo Directivo de la RIEV
  • Los representantes de las Redes Nacionales de Evaluadores
  • Pares evaluadores que han sido formados en el Modelo “V”
  • Los representantes de las organizaciones educativas que establezcan convenio de colaboración
  • Los representantes de los programas, dependencias e instituciones que han sido acreditados por la RIEV

C. Infraestructura

Las actividades del SIMMACE han contado a la fecha, con las instalaciones, materiales, equipo y servicios de las universidades sede, de acuerdo con el convenio específico establecido para tal efecto. A mediano plazo se diseñará y desarrollará una estrategia de financiamiento.

Introducción

El Sistema Internacional para la Medición, Mejoramiento y Aseguramiento de la Calidad de la Educación (SIMMACE) constituye la continuación del trabajo consistente que dio inicio en 1999 con la formación de evaluadores que de inmediato comenzaron a participar en actividades de evaluación planeación de su entorno académico, generando una mayor demanda en cuanto a estas activid ades, demanda que tuvo la respuesta de la Red Internacional de Evaluadores al crear, en el año 2008, el Sistema de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Educación Superior en América Latina y el Caribe (SEACESALC), en el que se incorporaron instituciones de educación superior de 21 países de América Latina y el Caribe, genuinamente interesadas en el mejoramiento de la calidad como principal intención de trabajo colectivo.

Los avances del SEACESALC, en cuanto a la formación de evaluadores, la acreditación de programas, dependencias e instituciones, así como el impacto de la RIEV en el mejoramiento de la calidad, han permitido alcanzar la madurez y experiencia necesarias para conformar un nuevo esquema de organización y trabajo que consolide los logros y amplíe, tanto la dimensionalidad como la cobertura del sistema con un criterio de cohesión.

De esta manera, el SIMMACE representa un proceso permanente de innovación que provee propuestas operativas con una visión proyectiva a las necesidades de evaluación planeación, en los referentes institucional, disciplinario, profesional y social. Es por ello que en esta transformación, el sistema considera no sólo al nivel superior sino a los diferentes niveles educativos como un compromiso de integralidad; y pasa, de la cobertura regional a la internacional, con lo que estaremos en mejores posibilidades de participar en propuestas metodológicas en cuanto a la conformación de listas de ordenamiento (rankings) alternativas en función de las condiciones concretas de cada una de las instituciones, así como de difundir, en la comunidad global, la identidad, las estrategias de medición y los resultados y avances en el mejoramiento continuo y permanente de la calidad de las organizaciones educativas latinoamericanas y del Caribe.

Este documento da cuenta del análisis retrospectivo del SEACESALC, a partir del cual surge el SIMMACE con una nueva perspectiva para proyectar su transformación, y el camino que habremos de seguir con la participación solidaria y comprometida de todos.

III. Proyecto General de Desarrollo

Las líneas generales de desarrollo del SIMMACE responden, como se mencionó anteriormente, a los postulados y principios de la UNESCO en cuanto a la necesidad de tener educación de calidad para todos a lo largo de la vida, pero en particular, dan respuesta a la demanda de mejoramiento de los sistemas educativos y de las propias instituciones educativas. Las líneas generales serán desarrolladas de manera conjunta por el IMMACE y por la RIEV, con la colaboración y acompañamiento de las organizaciones educativas que voluntariamente se incorporen al sistema, quienes serán las principales beneficiarias del SIMMACE y sentarán las bases para el beneficio, tanto de todas las demás organizaciones educativas como de los ciudadanos de cada país.

A. Líneas generales de desarrollo del SIMMACE

1. Formación de especialistas e investigadores en evaluación planeación educativa.

Objetivo.- Contar con una masa crítica de especialistas e investigadores en el Modelo “V” de Evaluación Planeación capaces de participar en procesos de autoevaluación, evaluación externa, acreditación y certificación profesional universitaria para el mejoramiento de las organizaciones educativas, así como de desarrollar proyectos de investigación para la identificación, caracterización y solución innovadora de problemáticas de la educación en sus diferentes niveles, dimensiones, modalidades y disciplinas.

2. Investigación para la innovación y el desarrollo de la educación con calidad.

Objetivo.- Promover la formación y el trabajo consistente de Unidades de Vinculación Docencia Investigación para el desarrollo de proyectos que integren las funciones de docencia, investigación, difusión y vinculación en el campo de la evaluación planeación para el mejoramiento de la calidad de la educación en 16 todos sus niveles, dimensiones y modalidades, fomentando, como consecuencia, el mejoramiento de la calidad de vida de las personas.

3. Estrategias de medición y comparabilidad del mejoramiento permanente de la calidad de la educación.

Objetivo.- Coadyuvar al mejoramiento de la educación a partir de la construcción de paradigmagramas que permitan dar seguimiento a los avances de las organizaciones educativas y establecer listas de ordenamiento y clasificación comparables, como alternativa a los “rankings” basados en criterios estandarizados.

4. Seguimiento y fe pública de la calidad de la educación mediante procesos de acreditación internacional.

Objetivo.- Fomentar los procesos de acreditación internacional como instrumento para dar fe pública del mejoramiento permanente de la calidad, y apoyar a los programas educativos, dependencias e instituciones, para que participen con ventaja en el entorno global, a partir de su identidad y fortalezas.

5. Apoyo a los sistemas nacionales de evaluación, acreditación y certificación de la educación.

Objetivo.- Contribuir al desarrollo de sistemas nacionales de evaluación, acreditación y certificación, integrales, analítico-constructivos, sistemáticos y sistematizadores, no punitivos y participativos, cuya meta-intención sea el mejoramiento permanente de la calidad de la educación y de las personas del país al que pertenecen.

6. Esquemas de interacción, integración e internacionalización de la evaluación y del mejoramiento de la calidad de la educación.

Objetivo.- Fomentar la colaboración solidaria entre las organizaciones educativas, el conocimiento mutuo de actividades y resultados, así como la movilidad entre pares académicos evaluadores y evaluados.

Introducción

El Sistema Internacional para la Medición, Mejoramiento y Aseguramiento de la Calidad de la Educación (SIMMACE) constituye la continuación del trabajo consistente que dio inicio en 1999 con la formación de evaluadores que de inmediato comenzaron a participar en actividades de evaluación planeación de su entorno académico, generando una mayor demanda en cuanto a estas actividades, demanda que tuvo la respuesta de la Red Internacional de Evaluadores al crear, en el año 2008, el Sistema de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Educación Superior en América Latina y el Caribe (SEACESALC), en el que se incorporaron instituciones de educación superior de 21 países de América Latina y el Caribe, genuinamente interesadas en el mejoramiento de la calidad como principal intención de trabajo colectivo.

Los avances del SEACESALC, en cuanto a la formación de evaluadores, la acreditación de programas, dependencias e instituciones, así como el impacto de la RIEV en el mejoramiento de la calidad, han permitido alcanzar la madurez y experiencia necesarias para conformar un nuevo esquema de organización y trabajo que consolide los logros y amplíe, tanto la dimensionalidad como la cobertura del sistema con un criterio de cohesión.

De esta manera, el SIMMACE representa un proceso permanente de innovación que provee propuestas operativas con una visión proyectiva a las necesidades de evaluación planeación, en los referentes institucional, disciplinario, profesional y social. Es por ello que en esta transformación, el sistema considera no sólo al nivel superior sino a los diferentes niveles educativos como un compromiso de integralidad; y pasa, de la cobertura regional a la internacional, con lo que estaremos en mejores posibilidades de participar en propuestas metodológicas en cuanto a la conformación de listas de ordenamiento (rankings) alternativas en función de las condiciones concretas de cada una de las instituciones, así como de difundir, en la comunidad global, la identidad, las estrategias de medición y los resultados y avances en el mejoramiento continuo y permanente de la calidad de las organizaciones educativas latinoamericanas y del Caribe.

Este documento da cuenta del análisis retrospectivo del SEACESALC, a partir del cual surge el SIMMACE con una nueva perspectiva para proyectar su transformación, y el camino que habremos de seguir con la participación solidaria y comprometida de todos.

I. Caracterización general

 A. Marco histórico contextual

Los antecedentes del SIMMACE se ubican en el periodo que transcurre entre los años 1999 y 2007, época que inició con la invitación que la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (UDUAL) hiciera al Dr. Jorge González González, para diseñar un proyecto de formación de evaluadores externos, como continuación de una primera serie de talleres de capacitación en autoevaluación impartidos el año anterior con la finalidad de dar respuesta a la necesidad de las instituciones de educación superior, de contar con un esquema de mejoramiento permanente de su calidad.

La UDUAL adoptó el proyecto propuesto por el Dr. González, y con base en su Modelo “V” de evaluación planeación, entre los años 2000 y 2002, se ofrecieron cinco talleres de evaluación externa que posteriormente, en 2003, dieron lugar al Diplomado Latinoamericano en Evaluación Universitaria que integró a las diferentes modalidades de evaluación: autoevaluación, evaluación externa, acreditación y certificación profesional universitaria. En esta primera etapa participaron, en los diferentes talleres, alrededor de 700 académicos, funcionarios y autoridades de instituciones de educación superior y de organismos vinculados con la educación en general.

Desde el inicio de los talleres de evaluación externa, el proyecto estableció el propósito de conformar una red que incorporara a los evaluadores formados y en proceso de formación, con el fin de incrementar el número de monitores y asesores de los cursos y talleres, así como de contar con pares educativos y disciplinarios capaces de participar en procesos de evaluación y acreditación de programas educativos, dependencias e instituciones, con fines de mejoramiento permanente. Este propósito se cumplió al crearse, el 17 de agosto de 2007, la Red Internacional de Evaluadores, S.C., cuya existencia legal se acreditó por medio de la Escritura Pública Número 81045, previo permiso de la Secretaría de Relaciones Exteriores del Gobierno de México, expediente número 20070915517, de fecha 05 de junio de 2007. De esta manera, la RIEV se estableció como una entidad internacional autónoma en sus actividades académicas, y ajena al interés o presión de organismos, instituciones y países particulares.

En noviembre de 2007, a partir de la necesidad, puesta de manifiesto por la Asamblea General de Rectores de la UDUAL, de instaurar un sistema latinoamericano de evaluación para impulsar y consolidar la calidad, pertinencia y cobertura de las instituciones de educación latinoamericanas, la RIEV llevó a cabo el diseño del 5 SEACESALC con el trabajo colegiado de un grupo importante de organizaciones universitarias y de expertos en el campo de la evaluación educativa.

En noviembre de 2008, la RIEV puso en marcha el plan general integral de desarrollo del SEACESALC con seis líneas estratégicas:

  1. Formación de personal especializado en evaluación–planeación
  2. Investigación sobre evaluación de la calidad de la educación superior en América Latina y El Caribe
  3. Indicadores paramétricos de calidad para evaluación, acreditación y certificación profesional universitaria
  4. Sistema de información sobre evaluación, acreditación y certificación profesional universitaria
  5. Apoyo a los sistemas nacionales de evaluación, acreditación y certificación de la educación superior
  6. Programa Académico de Movilidad Educativa (PAME)

Los logros obtenidos en cada una de las líneas, de los que se da cuenta posteriormente, reflejan la experiencia y la madurez alcanzada por el sistema, pero también obligan a considerar la relevancia y amplitud del trabajo que falta por realizar y que requiere de una transformación que de paso a organismos especializados en evaluación planeación que complementen los esfuerzos realizados, consoliden los logros y amplíen su cobertura y alcances.

Con estos antecedentes, el SIMMACE se funda el 2 de diciembre de 2014. La firma del acta fundacional se llevó a cabo en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, República Dominicana, ante la presencia del Notario Público Carlos Radamés Rodríguez y con la participación de 48 universitarios de 19 instituciones de educación superior públicas y privadas de ocho países de América Latina y el Caribe: Colombia, Chile, Ecuador, El Salvador, México, Paraguay, Perú y República Dominicana

La transformación del SEACESALC en el SIMMACE hará posible consolidar la formación de investigadores en evaluación planeación, capaces de analizar y proponer soluciones innovadoras a la problemática de la educación; promover el desarrollo de proyectos de investigación que consideren los diferentes niveles de la educación, desde el básico hasta el superior, como estrategia para el mejoramiento integrado de la calidad; difundir ante la comunidad internacional, las estrategias de medición y los resultados y avances en el mejoramiento continuo y permanente de la calidad de las organizaciones universitarias; y apoyar el compromiso y acciones de las instituciones 6 educativas para el mejoramiento, en última instancia, de la calidad de vida de los ciudadanos de cada nación.

 B. Marco conceptual metodológico

El diseño del SIMMACE se realizó con base en el Modelo “V” y surgió del paradigma de calidad que es punto de partida de todo sistema, a partir de los siguientes indicadores paramétricos, de acuerdo con los cuales, todo sistema debe:

a. Mostrar integralidad

Un sistema de evaluación debe ser integral, integrador e integrativo; es decir, debe considerar que la evaluación y la planeación son elementos inseparables; tomar en cuenta todos los componentes cualitativos y cuantitativos del proceso educativo, de sus resultados, impacto y trascendencia; así como analizar los vínculos de interacción e integración que existen entre dichos componentes pues se trata, no de llevar a cabo sólo una medición sino todo un proceso de investigación evaluativa. Asimismo, el sistema debe considerar que cada una de las partes tiene implicaciones en el todo, por lo que se trata de un devenir; esto es, la evaluación de un programa educativo tiene implicaciones en toda la institución; y si se trata de la evaluación de la institución, ésta tiene implicaciones en sus diferentes programas educativos. La integralidad también debe considerar el referente institucional, pues a partir de la identidad institucional se identifican los procesos de interacción e integración que se presentan en los diferentes componentes de la institución.

b. Ser analítico y constructivo

Un sistema de evaluación debe analizar e integrar las diferentes dimensiones, estructuras y funciones de las organizaciones educativas, para reconstruir una visión completa de dicha multidimensionalidad por medio de procesos de síntesis confrontativa. El sistema debe considerar que cada componente de la organización (por ejemplo, cada facultad, departamento, etc.), no puede actuar utilizando una lógica independiente del conjunto, pues ello generará confrontaciones organizativas y/o políticas.

c. Como sistema, ser sistemático y sistematizador, y como mecanismo, organizador y ordenador

Un sistema de evaluación debe ajustarse de manera transparente a las reglas y actividades definidas de antemano, mismas que le permitirán medir su propio desempeño en un proceso de metaevaluación para el mejoramiento del propio sistema.

d. No punitivo

Un sistema de evaluación no califica ni clasifica con la pretensión de aplicar sanciones sino de proponer alternativas de mejoramiento para consolidar el proyecto educativo con un enfoque de mejora permanente, por lo que todo juicio de valoración debe ser corroborado a corto plazo.

e. Participativo y no excluyente

Un sistema de evaluación debe tener una participación activa y permanente de los evaluados y evaluadores, así como de todos los sectores involucrados.

1.- Principios

Como instrumento de desarrollo personal, social, disciplinario e institucional, el SIMMACE se sustenta en los siguientes principios:

  • Humanista.- porque tiene como sustento la concepción de la educación como un bien público y ámbito idóneo para la formación integral de las personas, que tiene como marco de referencia los postulados y principios de la UNESCO e incorpora el reconocimiento y respeto irrestrictos a la diversidad y autonomía de las organizaciones y sistemas educativos.
  • Incluyente.- porque toma en cuenta las intenciones y esfuerzos particulares de las instituciones, organizaciones y redes, públicas y privadas, así como de los sistemas nacionales y regionales de educación y evaluación, por el fomento al mejoramiento permanente de la calidad de la educación en todos los niveles educativos, como un instrumento de mejora de la calidad de vida de la región y de cada uno de sus habitantes.
  • Flexible.- porque promueve en las instituciones, organizaciones, redes y sistemas, la búsqueda de diversas estrategias de mejoramiento académico, en un marco de colaboración y apoyo interinstitucional, y en función de sus propias necesidades e intereses diversos de institución a institución, de país a país y de región a región.
  • Resiliente.- porque promueve en las instituciones, organizaciones, redes y sistemas, las capacidades de respuesta, de adaptación creativa e innovación académica indispensables para responder a los grandes retos, problemas y necesidades de su entorno local, nacional, regional y mundial.

2.- Valores

En sus actividades académicas, el SIMMACE promueve, como principales valores:

  • tolerancia
  • pluralidad
  • responsabilidad
  • libertad
  • honestidad
  • respeto
  • justicia
  • veracidad
  • lealtad
  • confiabilidad
  • sabiduría
  • perseverancia
  • mesura
  • humildad

 C. Resultados, impacto y trascendencia

Hasta 2014, en los seis años de operación de las líneas estratégicas del SEACESALC, sus principales logros se centraron en los siguientes aspectos

En lo que se refiere a la formación de personal especializado en evaluación planeación, el diplomado impartido durante ocho años (2003 a 2008) ha capacitado evaluadores en 21 países y evolucionó para convertirse, en el año 2012, en un programa de posgrado que se está desarrollando gradualmente en diferentes niveles educativos: diplomado, especialización, maestría y doctorado.

En cuanto a la investigación sobre evaluación de la calidad de la educación, tanto en los diferentes núcleos del programa de posgrado, como en los procesos de evaluación que ha realizado la RIEV, se ha identificado la problemática que comparten sistemas, instituciones, dependencias y programas educativos en cuanto a los ámbitos académico, organizativo-operativo y político, así como la problemática profesional y de enseñanza–aprendizaje en áreas de conocimiento como medicina, odontología, enfermería e ingeniería, lo que ha dado lugar a la generación de líneas y proyectos de investigación que habrán de desarrollarse en maestría y doctorado.

En lo que se refiere a la línea estratégica sobre los indicadores paramétricos de calidad, a la fecha se dispone de un conjunto de indicadores clasificados por niveles dimensionales (programas, dependencias, instituciones, sistemas) modalidades educativas (presencial, a distancia) niveles estructurales (superestructura, estructura e infraestructura) y factores de cada nivel estructural (misión, visión, planes de estudio, profesores, instalaciones, gestión y administración, etc.). Al igual que la problemática identificada, los indicadores paramétricos se construyeron gradualmente en los módulos del posgrado y en los 52 procesos de acreditación que la RIEV llevó a cabo entre 2008 y 2014.

En la línea estratégica sobre el sistema de información se desarrollaron los criterios para difundir las actividades, avances, resultados, impacto y trascendencia del SEACESALC en sus diferentes líneas estratégicas.

Por lo que hace a los sistemas nacionales de evaluación, acreditación y certificación de la educación superior, se crearon las primeras redes nacionales de evaluadores en Perú, República Dominicana, México y Bolivia, con el propósito de mejorar la calidad, equidad, pertinencia y cobertura de la educación superior en cada país de América Latina y el Caribe, mediante el establecimiento de mecanismos que otorguen una mayor credibilidad social a sus procesos y resultados educativos; así como de impulsar el establecimiento de mecanismos que conjunten voluntariamente los distintos procesos de evaluación, planeación y acreditación de instituciones y de programas académicos, así como de certificación profesional universitaria, para interrelacionarlos en una dirección convergente e integral.

Finalmente, el Programa Académico de Movilidad Educativa (PAME) se desarrolló como estrategia para promover la integración, la internacionalización y la competitividad de las organizaciones universitarias considerando sus cuatro funciones sustantivas (docencia, investigación, difusión y vinculación), así como la participación, no sólo de estudiantes, sino también de profesores y grupos de trabajo en los niveles de pregrado y posgrado.

Las actividades y resultados de las líneas estratégicas del SEACESALC se evaluaron y actualizaron de manera permanente en los cinco coloquios que tuvieron como sede a las universidades de Panamá; Nacional Autónoma de México; Autónoma de Yucatán, México; Nacional Mayor de San Marcos, Perú y Autónoma de Santo Domingo, República Dominicana. En cada coloquio participaron, tanto los evaluadores capacitados en el Modelo “V”, como expertos, organizaciones y redes vinculadas con los procesos de evaluación y planeación de la educación superior, así como las instituciones con procesos de acreditación realizados por la RIEV.

El 5° coloquio sintetizó los resultados del SEACESALC en sus primeros seis años de operación. Dichos resultados se contrastaron, en un ejercicio de metaevaluación, con el paradigma de calidad del que surgió el sistema, mostrando que los avances responden a los cinco indicadores planteados. Todas las actividades del SEACESALC, desde los módulos del posgrado hasta los procesos de acreditación realizados, tuvieron como base el vínculo entre planeación y evaluación, organizando y sistematizando los elementos cuantitativos y cualitativos de todos los componentes de las organizaciones universitarias y su interacción, por medio de procesos de investigación evaluativa, en los que el punto de partida fue el reconocimiento de la identidad y de las características particulares de cada institución y de sus niveles dimensionales. El SEACESALC se constituyó en un referente del mejoramiento permanente, a partir de la emisión de juicios y recomendaciones razonados y constructivos en los que se involucró a todos los sectores de las comunidades académicas universitarias.

subir      

II. Niveles Estructurales

 A. Superestructura

1. Misión

Mejorar la calidad y la integración de la educación en sus diferentes niveles (básico, medio, medio superior y superior), dimensiones (personas, grupos de trabajo, programas educativos, dependencias, instituciones, sistemas) y modalidades de enseñanza aprendizaje (presencial, abierta, a distancia) por medio de estrategias educativas y líneas de investigación, así como de mecanismos que conjuguen evaluación, planeación, acreditación y certificación, que tengan como base el Modelo “V” y consideren la identidad y multidimensionalidad de las organizaciones educativas, conjuntando voluntariamente sus esfuerzos y participación en el desarrollo de alternativas de medición y clasificación comparable de sus procesos, resultados, impacto y trascendencia, para dar cuenta, ante la comunidad internacional, de sus avances y fortalezas.

2. Visión

En el 2032, el SIMMACE será identificado como la estructura de organización idónea para el mejoramiento permanente de la calidad de la educación, basada en la colaboración transinstitucional y en la convergencia de estrategias que propicien la integración de los diferentes niveles educativos, reconociendo la identidad y multidimensionalidad de países e instituciones. Habrá fomentado la aplicación de 11 soluciones innovadoras a la problemática de la educación y la generación de alternativas de medición y comparabilidad de los resultados, impacto y trascendencia de las organizaciones educativas, que darán cuenta, ante la comunidad global, de su desarrollo y fortalezas.

 B. Estructura

1. Funciones generales

Teniendo como base la estrategia metodológica del Modelo “V”, el SIMMACE tendrá como principales funciones, la planeación, organización, desarrollo y evaluación de estrategias que contribuyan a:

  • el mejoramiento permanente de la calidad de las organizaciones educativas, públicas y privadas, de los diferentes niveles, desde el básico hasta el nivel superior, en términos de la integración de su ser, quehacer, deber ser y querer ser, considerando su complejidad, diversidad y características de identidad;
  • la interacción de los diferentes niveles educativos, en busca de una educación integrada y pertinente;
  • la formación y desarrollo de equipos transdisciplinarios de investigación, que diseñen y apliquen soluciones innovadoras a la problemática de la educación en sus diferentes niveles educativos;
  • que las organizaciones educativas cuenten con grupos de expertos e investigadores en el campo de la evaluación planeación, para el mejoramiento permanente de la calidad;
  • difundir las actividades y las fortalezas de las organizaciones educativas en cuanto al mejoramiento permanente de su calidad;
  • proponer, por medio de la estrategia de construcción de paradigmagramas, alternativas de medición y comparabilidad de programas educativos, dependencias e instituciones, que permitan a las organizaciones educativas, participar en el entorno internacional;
  • promover estrategias de internacionalización de la educación en sus diferentes niveles, en función de la intencionalidad y perfiles de egreso de cada nivel;
  • la participación propositiva de las organizaciones educativas en el plano internacional, con base en sus fortalezas, resultados, impacto y trascendencia académicos;
  • la creación y en su caso consolidación, de sistemas nacionales de evaluación, acreditación y certificación profesional universitaria, para el mejoramiento permanente de la calidad;
  • garantizar a los usuarios de los servicios educativos que las instituciones y los programas acreditados cumplen con los requisitos de calidad académica y cuentan con la infraestructura y con los mecanismos idóneos para asegurar la realización de sus propósitos;
  • establecer canales de comunicación, interacción e integración entre los diversos sectores de la sociedad civil, en busca de una educación de mayor calidad y pertinencia social.

2. Estructura de organización

Para el cumplimiento de sus funciones de organización, en el SIMMACE convergen las intenciones y actividades de:

    1. Los postulados y principios de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) así como de los sistemas educativos nacionales.El SIMMACE toma en cuenta, para el desarrollo de sus funciones, las particularidades de los sistemas educativos nacionales en su intencionalidad y características, así como los aspectos que la UNESCO considera fundamentales, con base en el principio de “educación para todos a lo largo de la vida”1. Entre estos aspectos está el garantizar el acceso a una educación de calidad con pertinencia en los ámbitos e interacción de la primera infancia, la educación secundaria, la enseñanza técnica y profesional, y la enseñanza terciaria y la investigación; así como la importancia de la cooperación internacional y el diálogo intercultural, preservando la diversidad y autonomía de cada institución y paísEn este sentido, el SIMMACE desarrolla sus actividades de medición, mejoramiento y aseguramiento de la calidad, entendiendo ésta como:

      La integración y adecuación del Ser, Deber Ser, Querer ser y Quehacer de toda organización educativa en sus diferentes niveles, dimensiones y modalidades.

    2. El Instituto para la Medición, Mejoramiento y Aseguramiento de la Calidad de la Educación (IMMACE)El IMMACE es el instrumento del sistema que tendrá a su cargo el diseño, gestión, operación y administración de programas transinstitucionales y transdisciplinarios, para:
      • la formación de expertos e investigadores en evaluación planeación educativa con base en el Modelo “V” para el mejoramiento permanente de la calidad;
      • el desarrollo de las líneas de investigación evaluativa para la identificación y aplicación de soluciones innovadoras a la problemática académica, organizativo operativa y política de las organizaciones educativas;
      • la medición comparable de la calidad de las organizaciones educativas en función de sus elementos de convergencia, atendiendo a su complejidad y diversidad;
      • la difusión, en el plano internacional, de las actividades y fortalezas de las organizaciones educativas
      • la integración de las estrategias de mejoramiento de la calidad con pertinencia social.
    3. La Red Internacional de Evaluadores, S.C. (RIEV) y las redes nacionalesLa RIEV, como organismo internacional y las redes nacionales que se derivan de ella constituyen el instrumento para la profesionalización de la actividad de investigación evaluativa aplicada al mejoramiento de la calidad de la educación por medio de actividades de asesoría, evaluación y acreditación de programas, dependencias y organizaciones educativas de los diferentes niveles desde el básico hasta el superior, y desde el ámbito local hasta el mundial.
    4. Las organizaciones educativas de nivel básico, medio, medio superior y superior

Cada una de las instituciones que se incorporen voluntariamente al SIMMACE participará en las estrategias de elaboración de paradigmagramas que permitirán la comparabilidad interna y externa, la cooperación y la competitividad, al mismo tiempo que darán cuenta, ante la comunidad internacional, de la evolución permanente de su calidad.

Para su planeación, operación y evaluación, el SIMMACE establece un Consejo Ejecutivo. El director del SIMMACE es el Dr. Jorge González González, quien funge, al mismo tiempo, como Presidente de la RIEV y Director General del Instituto para la Medición, Mejoramiento y Aseguramiento de la Calidad de la Educación, como órgano de ejecución del sistema.

El Consejo Ejecutivo del SIMMACE estará integrado por:

  • El Director General del SIMMACE
  • El Consejo Directivo de la RIEV
  • Los representantes de las Redes Nacionales de Evaluadores
  • Pares evaluadores que han sido formados en el Modelo “V”
  • Los representantes de las organizaciones educativas que establezcan convenio de colaboración
  • Los representantes de los programas, dependencias e instituciones que han sido acreditados por la RIEV
 C. Infraestructura

Las actividades del SIMMACE han contado a la fecha, con las instalaciones, materiales, equipo y servicios de las universidades sede, de acuerdo con el convenio específico establecido para tal efecto. A mediano plazo se diseñará y desarrollará una estrategia de financiamiento.

subir      

III. Proyecto General de Desarrollo

Las líneas generales de desarrollo del SIMMACE responden, como se mencionó anteriormente, a los postulados y principios de la UNESCO en cuanto a la necesidad de tener educación de calidad para todos a lo largo de la vida, pero en particular, dan respuesta a la demanda de mejoramiento de los sistemas educativos y de las propias instituciones educativas. Las líneas generales serán desarrolladas de manera conjunta por el IMMACE y por la RIEV, con la colaboración y acompañamiento de las organizaciones educativas que voluntariamente se incorporen al sistema, quienes serán las principales beneficiarias del SIMMACE y sentarán las bases para el beneficio, tanto de todas las demás organizaciones educativas como de los ciudadanos de cada país.

 A. Líneas generales de desarrollo del SIMMACE

1. Formación de especialistas e investigadores en evaluación planeación educativa.

Objetivo.- Contar con una masa crítica de especialistas e investigadores en el Modelo “V” de Evaluación Planeación capaces de participar en procesos de autoevaluación, evaluación externa, acreditación y certificación profesional universitaria para el mejoramiento de las organizaciones educativas, así como de desarrollar proyectos de investigación para la identificación, caracterización y solución innovadora de problemáticas de la educación en sus diferentes niveles, dimensiones, modalidades y disciplinas.

2. Investigación para la innovación y el desarrollo de la educación con calidad.

Objetivo.- Promover la formación y el trabajo consistente de Unidades de Vinculación Docencia Investigación para el desarrollo de proyectos que integren las funciones de docencia, investigación, difusión y vinculación en el campo de la evaluación planeación para el mejoramiento de la calidad de la educación en 16 todos sus niveles, dimensiones y modalidades, fomentando, como consecuencia, el mejoramiento de la calidad de vida de las personas.

3. Estrategias de medición y comparabilidad del mejoramiento permanente de la calidad de la educación

Objetivo.- Coadyuvar al mejoramiento de la educación a partir de la construcción de paradigmagramas que permitan dar seguimiento a los avances de las organizaciones educativas y establecer listas de ordenamiento y clasificación comparables, como alternativa a los “rankings” basados en criterios estandarizados.

4. Seguimiento y fe pública de la calidad de la educación mediante procesos de acreditación internacional.

Objetivo.- Fomentar los procesos de acreditación internacional como instrumento para dar fe pública del mejoramiento permanente de la calidad, y apoyar a los programas educativos, dependencias e instituciones, para que participen con ventaja en el entorno global, a partir de su identidad y fortalezas.

5. Apoyo a los sistemas nacionales de evaluación, acreditación y certificación de la educación.

Objetivo.- Contribuir al desarrollo de sistemas nacionales de evaluación, acreditación y certificación, integrales, analítico-constructivos, sistemáticos y sistematizadores, no punitivos y participativos, cuya meta-intención sea el mejoramiento permanente de la calidad de la educación y de las personas del país al que pertenecen.

6. Esquemas de interacción, integración e internacionalización de la evaluación y del mejoramiento de la calidad de la educación.

Objetivo.- Fomentar la colaboración solidaria entre las organizaciones educativas, el conocimiento mutuo de actividades y resultados, así como la movilidad entre pares académicos evaluadores y evaluados.

 B. Planes estratégicos a mediano plazo: 2015 – 2020

1. Planes estratégicos para el nivel de Superestructura

  • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la coherencia en el conjunto de factores que forman la intencionalidad del SIMMACE: Misión, Visión, Proyecto general de desarrollo.
  • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento de la consistencia de los resultados, impacto y trascendencia del SIMMACE.

2. Planes estratégicos para el nivel de Estructura

  • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la congruencia de las funciones del SIMMACE con respecto a sus intenciones.
  • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la congruencia entre la estructura del SIMMACE y sus funciones.

3. Planes estratégicos para el nivel de Infraestructura

  • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la congruencia de las condiciones físicas, materiales, de equipo, financieras, de servicios, gestión y administración del SIMMACE; para el cumplimiento de sus funciones.
 C. Programas de acción 2015

1. Programas de acción para el nivel de Superestructura

  • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la coherencia en el conjunto de factores que forman la intencionalidad del SIMMACE: Misión, Visión, Proyecto general de desarrollo.
  • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento de la consistencia de los resultados, impacto y trascendencia del SIMMACE.

2. Programas de acción para el nivel de Estructura

  • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la congruencia de las funciones del SIMMACE con respecto a sus intenciones.
  • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la congruencia entre la estructura del SIMMACE y sus funciones.
3. Programas de acción para el nivel de Infraestructura
  • Programa permanente de evaluación-planeación-mejoramiento, de la congruencia de las condiciones físicas, materiales, de equipo, financieras, de servicios, gestión y administración del SIMMACE; para el cumplimiento de sus funciones.

 

subir      

X